Sociedad

Así es el cráter Jezero, el “peligroso” lugar de aterrizaje del Perseverance en Marte

La NASA ha elaborado un mapa interactivo para explorar el destino del ‘rover’, cerca de lo que parece la desembocadura de un río

El cráter de Jezero, en Marte, podría albergar restos de vida microbiana.
El cráter de Jezero, en Marte, podría albergar restos de vida microbiana. FOTO: La Razón NASA

La cuenta atrás para la llegada del ‘rover’ Perseverance de la NASA a Marte está a punto de llegar a su fin. El amartizaje está previsto para las 20:38 horas GMT de hoy, 18 de febrero (a las 21:38, hora española). El evento se podrá seguir a través de LA RAZÓN, donde se ofrecerá la señal en directo de la primera transmisión en español de un aterrizaje robótico en otro planeta que realiza la agencia espacial estadounidense.

Al Perseverance le espera un descenso a un área “peligrosa”, pero de interesante estudio. La NASA ha elegido estratégicamente el cráter Jezero como destino del robot, que cuenta con tecnología española clave para el éxito de las tres misiones que depende de esta expedición. Los científicos de la agencia creen que se trata de un área que en algún momento estuvo inundada de agua y donde se ubica un posible delta de un río. El cráter, de unos 49 kilómetros de diámetros, fue seleccionado entre más de 60 ubicaciones potenciales, según explica la NASA.

Explora el cráter de Jezero, el destino del Perseverance en Marte

La NASA ha elaborado un mapa interactivo para navegar por la zona de aterrizaje del Perseverance. En la imagen se puede observar lo que parece la desembocadura de un río, que aparentemente transcurría su curso por lo que ahora es el valle Neretva. El mapa base en escala de grises se creó con imágenes de la cámara HiRISE del Mars Reconnaissance Orbiter de la NASA, mientras que el mapa base en color es de la cámara estéreo de alta resolución Mars Express de la Agencia Espacial Europea

El cráter de Jezero se ubica en una región llamada Isidis Planitia. Para los científicos, esta zona resulta muy interesante, ya que es probable que el agua haya dejado un suelo rico en minerales arcillosos. También existe la posibilidad de que hubiera existido vida microbiana. El trabajo del equipo de la misión es buscar signos de vida pasada y estudiar cómo ser formó y evolucionó la región. El lugar de aterrizaje se encuentra a unos 3.700 kilómetros del lugar donde descendió el Curiosity.

El Perseverance se encargará de recoger muestras de roca y sedimentos que pueden llegar a tener una antigüedad de 3.600 millones de años. Este estudio también permitirá conocer cómo era Marte en el pasado y cómo ha llegado a convertirse en lo que hoy conocemos.

El ‘rover’ de la NASA se encontrará como en casa durante el transcurso de la misión. El equipo asignará nombres no oficiales a las regiones que el robot vaya explorando. De esta forma, el planeta rojo comenzará a resultarnos más familiar. Los científicos han dividido el lugar de aterrizaje en cuadrículas y cada cuadrado tendrá un nombre de un parque nacional o reserva natural de la Tierra en función de sus características.