¿Deben los niños estudiar en vacaciones o tienen que descansar?

Llegan las vacaciones y vuelven los debates, ¿son buenas?, ¿les vienen mejor a los profesores o a los alumnos?

15 de días de vacaciones pueden suponer muchos quebraderos de cabeza para los padres
15 de días de vacaciones pueden suponer muchos quebraderos de cabeza para los padresKIKE TABERNER Kike Taberner

Las fiestas de Navidad llegan en pocos días con todo lo que conlleva, Nochebuena, Nochevieja y Reyes, y con estas fechas llega el famoso debate, y cíclico, de las vacaciones, ¿son una ventaja o una desventaja?, ¿tiene que afrontarlas de igual manera un niño que ha suspendido que otro que ha aprobado?

Este es uno de los dilemas que tienen los miles de padres de niños de entre 3 y 16 años que disfrutarán de las vacaciones a partir del próximo viernes y que se alargarán hasta el día 7 de enero del próximo año. Muchos dirán que los que realmente disfrutan son los profesores y los niños, los padres muchas veces no saben qué hacer durante 15 días ya que muchos de ellos solo tienen un par de días de fiesta y no pueden quedarse con los más pequeños. Son los abuelos los que disfrutan y, en muchas ocasiones, se llevan esa carga.

¿Qué hacer con ellos en vacaciones?, esa es una de las preguntas que más se repiten en periodos vacacionales, por eso la psicóloga educativa Montse Martínez, miembro del Colegio Oficial de Psicólogos de la Comunitat Valenciana ha querido analizar si realmente valen la pena las vacaciones infantiles. «Te van a decir que sí les vienen bien estas fiestas y más en días como la Navidad, pero las familias nos dirán que son demasiadas fiestas», comenta Martínez.

Pero si hay algo que se preguntan miles de familias es si hay que hacer deberes en vacaciones o no. Para Martínez «hay días que son festivos, son fechas esperadas y las podemos planificar. Los días que no sean festivos sí que se debe destinar tiempo a cosas relacionadas con la escuela. Aunque las rutinas sean más flexibles es bueno mantener ciertos hábitos, ya que en pocos días vuelven a su rutina».

No todos los niños han cumplido con sus obligaciones durante el curso y han suspendido algunas materias. Para Montse Martínez «si hay suspensos los padres debemos hablar con ellos, tienen que saber que tienen que esforzarse más. No es cuestión de que se queden sin vacaciones, tienen que seguir estudiando y aprovechar las fiestas pero de una forma más equitativa, aunque todo depende de cada familia y su forma de afrontar la educación de sus hijos».

Otro de los temas que preocupan a las familias es el horario de los colegios de sus hijos y si deben hacer deberes en casa o no. Para Martínez «hay mucho debate en torno a la jornada continua o partida. En algunos casos viene bien ya que las tardes se complementan con talleres y otras actividades, lo que hace que los progenitores puedan seguir con su horario. Lo que sí está claro es que los niños no se ven perjudicados con la jornada escolar continua».

Solo son las vacaciones de Navidad, pero el problema llega en verano, cuando los 15 días se convierten en dos meses y medio.

¿Jornada continua o partida?

En el curso 2019-2020 son 652 los colegios que tienen jornada continua en la Comunitat Valenciana. Desde el sindicato educativo ANPE se muestran positivos respecto a estos datos y agradecen a esos colegios por «su esfuerzo para conseguir un horario intensivo que beneficia tanto a la Educación Pública». En muchas ocasiones estos cambios en los horarios son promovidos por los profesores que alegan que los niños por la mañana rinden mejor.