Caxton College: Un colegio con conciencia ecológica

Los alumnos, de entre uno y tres años de edad, del Baby Caxton cuidan a diario su huerta ecológica.

Alumnos del Baby Caxton cuidan del huerto ecológico
Alumnos del Baby Caxton cuidan del huerto ecológicoLa Razón

La ecología y el medio ambiente son dos aspectos que están muy de moda últimamente, pero que deberían haberlo estado hace mucho tiempo. Por eso desde el Caxton College de Puzol se han implantado iniciativas en su colegio como la de un huerto ecológico para que desde pequeños sepan cuidar el medio ambiente y también sepan de dónde vienen todos los productos que se consumen.

Por eso se quiere hacer llegar a todo el mundo la idea de que si todos los habitantes del planeta hacen algo se puede conseguir un mundo realmente sostenible.

Los colegios son los que realmente tienen la llave para poder transmitir eso a los jóvenes y que lleguen a ser capaces de poder conquistar un futuro que no esté marcado por la crisis climática y humanitaria. Desde el Caxton College se busca que «más allá de encontrar la excelencia educativa, a la que todo colegio debe aspirar, en estos momentos urge formar individuos con valores para que se impliquen con su entorno. Por eso, debemos seguir elaborando planes educativos cívicos que estimulen al alumno a ser mejor persona», asegura Amparo Gil, directora de Caxton College.

Desde el colegio con estas iniciativas se les enseña a los niños desde que son muy pequeños a que acciones suyas pueden llegar a tener «consecuencias de enorme magnitud en un escenario global», asegura la directora.

Son los profesores los que deben insistir en hacer ver a sus alumnos que la justicia, el respeto y la ética también forman parte de su educación en cierta manera.

Gracias a esos profesores se les quiere inculcar un sentimiento de responsabilidad social, que sirva de semilla, para que en el futuro pueda llegar a brotar en forma de iniciativas, diversas propuestas para tener un planeta más sostenible.

Esto está provocando que la conciencia de las nuevas generaciones cambie y los nuevos consumidores sean cada vez más exigentes con las empresas con las que se relacionan. No satisfechos con la calidad del producto, exigen que lo fabriquen de manera sostenible y responsable. «En el colegio somos conscientes de esta realidad y desde nuestro primer ciclo de educación infantil de 1 a 3 años, Baby Caxton, trabajamos con acciones muy concretas como el cuidado de un huerto ecológico que ayuda a los más pequeños a generar hábitos y estilos de vida saludables», confirma Gil.

Lo que se quiere conseguir con iniciativas como la del Caxton College es que los alumnos sean capaces de alcanzar una nueva cultura de vida que los convierta en grandes valedores de un orden mundial más equitativo.

Por lo tanto se debe de poder ejercer una enseñanza en la que se valore a partes iguales el aprendizaje emocional, el conocimiento, los recursos didácticos y la arquitectura del aula.

Eso hace que se envíen mensajes sostenibles a los niños de uno o dos años de edad para que puedan adquirir un discurso en favor de la protección del medio ambiente, del comercio justo, de la solidaridad o de la inclusión social, temas que en esta época del boom por el medio ambiente se pueden encontrar entre los Objetivos de Desarrollo Sostenible de diversas organizaciones, entre ellas el Caxton College de Puzol.