Voluntarios de Seo BirdLife concluyen con éxito su campaña de protección de nidos en l’Estany de El Saler

Se han contabilizado 11 nidos de chorlitejo, 20 de charrancito y seis parejas de cigüeñuelas

El Estany del Pujol es un espacio de gran valor para las aves, por su cercanía al mar y por la presencia de invertebrados que sirven como alimento a numerosas especies. En sus orillas nidifican numerosas especies, y particularmente el amenazado chorlitejo patinegro, que fue declarada Ave del Año en 2019 por SEO/BirdLife, y que aprovecha sus playas y su abundancia de alimento para establecer sus nidos.

Durante los meses de junio y julio, este espacio, ubicado dentro del Parque Natural de l’Albufera, Valencia, ha contado con la presencia de vigilantes desde las 8h de la mañana hasta las 21h de la tarde repartidos en cinco turnos de dos horas cada uno. Los 38 voluntarios participantes, tras asistir a una de las tres jornadas de formación sobre la situación de conservación del chorlitejo patinegro, donde han aprendido a identificarlo y conocer los aspectos de su biología, se han ido incorporando de forma paulatina al voluntariado. Durante el desarrollo del mismo, se han reforzado aquellos turnos en los que la afluencia de público era mayor, sobre todo, durante los fines de semana.

"Este voluntariado perseguía un doble objetivo: por un lado, proteger la colonia nidificante de chorlitejo patinegro del Estany, y que otras especies pudieran sacar adelante sus polluelos con un éxito mucho mayor del habitual . El chorlitejo patinegro es un ave que sobre todo nidifica en las playas y está catalogada como Vulnerable en la Comunitat Valenciana debido al fuerte declive que ha sufrido en las últimas tres décadas. Además, se han beneficiado de esta acción de vigilancia otras aves nidificantes como el charrancito o la cigüeñuela. A lo largo de esta temporada de cría se han contabilizado hasta 11 nidos de chorlitejo patinegro, 20 de charrancito y alrededor de 6 parejas de cigüeñuelass", ha explicado la técnico de la Delegación de SEO/BirdLife en Valencia, Anna Valentín.

sDurante el voluntariado también se ha tenido ocasión de registrar el tipo de incidencias y el perfil de las personas que no respetaban la señalización, sacando a más de 100 personas de dentro del vallado durante esta temporada de cría. Las mascotas sueltas han sido las que más revuelo y molestias han generado tanto a las parejas que aún estaban incubando como a los pollitos. Fotógrafos aficionados y profesionales, además de ciclistas que circulaban a velocidad excesiva, se han perfilado como las personas que con mayor frecuencia hacían caso omiso de la norma.

Este voluntariado ha sido posible gracias al convenio de colaboración entre el Ayuntamiento de Valencia a través del Servicio Devesa-Albufera, SEO/BirdLife y Acció Ecologista-Agró para la puesta en valor del Tancat de la Pipa como espacio de alto valor ecológico y de uso público para la ciudadanía de València. La vigilancia de nidos ha contado también con la participación e implicación de vecinos, reforzando al ya establecido por la Policía Local y el propio Ayuntamiento de València. Además, también han participado voluntarios del programa europeo Life Followers de SEO/BirdLife.

Esta acción coordinada ha permitido reducir el número de personas que entran en las zonas delimitadas y la presencia de mascotas sueltas, siendo esencial para que la mayor parte de las parejas de las diferentes especies hayan podido sacar adelante sus crías, y que se hayan observado pollos que en breve comenzarán a volar.Un voluntariado con futuro Asimismo, el pasado miércoles 29 de julio se llevó a cabo la jornada de clausura de dicho voluntariado en el que el vicealcalde y Concejal Delegado de Áreas Naturales y Devesa Albufera, Sergi Campillo, reconoció el valor que la labor desinteresada de los voluntarios ha tenido para convertir el Estany de Pujol en una reserva para estas aves, finalizando el evento con la entrega de diplomas de agradecimiento.

En dicha jornada se constató el éxito del voluntariado, no solo por el número de participantes, sino su gran éxito y eficacia en las labores de vigilancia. Además, se puso en valor el compromiso adquirido por los participantes, que en alguna ocasión se encontraron con las reticencias de algunos usuarios para abandonar la zona delimitada, destacando la colaboración muy satisfactoria con el Ajuntamiento de Valencia. A este respecto, SEO/BirdLife ya trabaja en dar continuidad a este voluntariado, para el que el Servicio Devesa Albufera ya ha expresado su voluntad de continuación, sin menoscabo de ampliar la zona de actuación e informar y sensibilizar en playas de la Devesa.