Nacen seis tortugas bobas del nido de Cullera trasladado a El Saler

Se espera la inminente eclosión de 69 huevos más

La Conselleria de Agricultura ha informado del nacimiento de las seis primeras tortugas bobas del nido de Cullera que fue trasladado a El Saler, y espera la eclosión inminente de los 69 huevos restantes.

Estas son hermanas de las que nacieron hace unos días tras permanecer en una incubadora de la Fundación Oceanogràfic de Valencia y procedentes de una puesta de 85 huevos.

Los ejemplares de tortuga boba nacidos ahora serán mantenidos en observación durante unos días en la Fundación Oceanogràfic hasta su suelta definitiva en un breve plazo de tiempo en el mar Mediterráneo.

El nido ha estado custodiado por voluntarios de la Fundación Xaloc, que han velado durante unos 60 días por la viabilidad del nido desde un campamento instalado en las inmediaciones.

La puesta de estos huevos, la sexta documentada desde que se tienen registros, se realizó en la madrugada del martes 28 al miércoles 29 de julio.

Fue detectada por una persona que ejercía la pesca recreativa y que avisó al Servicio de Emergencias 112, lo que permitió la activación del protocolo de la Red de Varamientos de la Comunitat Valenciana -formada por la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, la Universitat de València y la Fundación Oceanogràfic-.

La tortuga madre, después de realizar la puesta, volvió al mar con un pequeño dispositivo de geolocalización, instalado por la Universitat Politècnica de Valencia, a través del que se ha registrado su ubicación e itinerario. Actualmente, está geolocalizada frente a la costa de Argelia.

La Conselleria hace un llamamiento a la ciudadanía para que, si se observan tortugas marinas en playas, avisen inmediatamente al teléfono de emergencias 112.

Para hacer frente a estos acontecimientos, la Comunitat Valenciana cuenta con la participación, además de las tres instituciones que integran la Red de Varamientos, de la Universitat Politècnica de València, -que se encarga del marcaje satelital de las tortugas-, y de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica, a través del proyecto Life Ip Intemares.

En la logística también colaboran el Ayuntamiento de Valencia, el Parque Natural de l’Albufera y la Demarcación de Costas de Valencia.