El yerno de Zaplana pide el archivo de su imputación en la causa Erial

Asegura que no ha blanqueado dinero y que pagó el alquiler de su suegro en Pascual y Genís por su delicado momento de salud

El yerno de Eduardo Zaplana, Luis Iglesias, marido de María Zaplana, ha pedido el sobreseimiento y archivo del procedimiento que se sigue contra él en la causa Erial «atendiendo a la falta de pruebas o indicios sobre la participación en los hechos enjuiciados sin que haya otros elementos que investigar sobre su participación».

Considera el escrito de su defensa que «la inclusión de mi representado en estas actuaciones partió de una falsa presunción por parte de la UCO de que Luis Iglesias, dado su patrimonio personal, pudiera ser un testaferro de Eduardo Zaplana, siendo el origen de dicho patrimonio supuestos actos de corrupción relacionados con su suegro. Fruto de ello fue el desproporcionado registro de su domicilio donde las fuerzas actuantes tras una búsqueda que se prolongó por mas de 12 horas, no obtuvieron el mas mínimo indicio probatorio. A estas alturas de la investigación suponemos que se ha desvanecido dicha idea habiéndose acreditado que sus activos los ha conseguido con su éxito profesional antes de conocer al señor Zaplana en 2013».

Respecto al pago del alquiler del piso de la calle Pascual y Genís de Valencia, que la Guardia Civil considera blanqueo de capitales, señala el escrito que «las rentas fueron satisfechas por mi mandante con acreditada capacidad económica para poder afrontar, con carácter mensual un gasto de 3.500 euros, como ayuda y apoyo a su familia política, que pese a tener recursos económicos para afrontar el pago de la renta, no podía en ese momento gestionar dicho desembolso».

Respecto al dinero proveniente de cuentas en Suiza, explica el abogado que «en vez de ocultación se produce un afloramiento de dinero, que estando en Suiza se traslada a España, lo que a día de la fecha es innegable es que los fondos que estaban en el Bank Von Roll, procedía del cobro por mi mandante de unos dividendos procedentes de la operación de venta por parte de la sociedad ‘longshore’, de la que mi representado a través de la entidad Aegle participaba con un 5 por ciento».

Por lo que se refiere a la compra de una vivienda en Mahón, asegura el escrito que fue «adquirida mediante contrato de compraventa elevado a escritura pública el 3 de abril de 2017, fue pagada con fondos titularidad exclusiva de mi mandante» y explica el movimiento de fondos para pagar esa vivienda.

Además, el escrito explica que Luis Iglesias regaló un reloj Rolex a su suegro por su 60 cumpleaños y que ha navegado con la familia Zaplana en un par de ocasiones y dice que la investigación le genera «cuantiosos problemas a nivel profesional».