El Ayuntamiento asegura que pagará mil euros a cada hostelero que pidió la ayuda por la pandemia

El PP critica el sistema de sorteo para comenzar a valorar los expedientes de ayudas

El Hemiciclo del Ayuntamiento ha acogido esta mañana el sorteo para recibir las ayudas del plan municipal de apoyo a la hostelería por la covid-19, que cuenta con un presupuesto de 1,6 millones de euros y prevé una subvención de 1.000 euros por negocio. La concejala del área de Desarrollo Innovador de los Sectores Económicos y Empleo, Pilar Bernabé, ha asegurado que se han recibido 1.705 solicitudes, por lo que “sabemos que ningún establecimiento se quedará sin ayuda”. Según la edila, se ha utilizado el sistema de sorteo al igual “que se hace en otras ciudades como Alicante, Sevilla u otras ciudades de España” para “empezar a valorar todos los expedientes”.

“Ahora lo que empezamos es a valorar todos los expedientes” correspondientes a las 1.705 peticiones para acogerse a las ayudas del plan municipal de apoyo al sector de la hostelería, ha explicado Bernabé. El programa cuenta con una partida de 1,6 millones de euros y prevé un mínimo de 1.000 euros por negocio, por lo que “prevemos que ningún establecimiento que cumpla los requisitos se quede sin ayuda”.

Los solicitantes deben estar al corriente del pago de impuestos y no haber sido beneficiarios del plan Re-Activa, otra iniciativa municipal puesta en marcha para afrontar la crisis económica generada por la pandemia, dirigida a autónomos y pequeñas empresas de la ciudad. Además, se comprometen a mantener el negocio abierto al menos durante cuatro meses después de haber recibido la ayuda, que se complementa con otras medidas, como la exención de la tasa de mesas y sillas de las terrazas desde el segundo semestre de este año.

Al azar de un sorteo

Sin embargo, la concejal del Grupo Popular, Paula Llobet, ha pedido que con urgencia se amplíen las ayudas que concede el Ayuntamiento al sector de la hostelería “para que todos los establecimientos de la ciudad de Valencia que estén pasando dificultades y tengan problemas para mantener los puestos de trabajo no se queden excluidos”.

Paula Llobet ha instado al gobierno de Ribó y el PSPV a que articule un procedimiento de concesión de ayudas más rápido, con dotación presupuestaria suficiente para atender las solicitudes que cumplan con los requisitos, sin depender del azar de un sorteo, y que esté acorde con el marco normativo excepcional provocado por la pandemia.

Ha solicitado que se convoquen nuevas ayudas para la hostelería “con un procedimiento de concesión que no dependa del azar de un sorteo y que posibilite que se otorgue a las empresa que más lo necesiten y más empleo mantengan”

Ha destacado que “las ayudas programadas, que se van a otorgar mediante un concurso, son insuficientes para dar respuesta a las necesidades de un sector que tiene un importante peso específico en la economía de la ciudad y del que depende miles de puestos de trabajo”. Además, Llobet ha recordado que el Ayuntamiento dejó sin ayudas al 92 por ciento de autónomos que las solicitaron. “Muchos de estos solicitantes eran autónomos del sector de la hostelería que podrían verse también ahora excluidos de las ayudas”.

Este sorteo, ha lamentado Llobet, “podría dejar fuera de estas ayudas a uno de cada tres empresas o particulares del sector de la hostelería que las han pedido”. El número de solicitudes es de 1.705 para un montante de 1,6 millones de euros, lo que implica que si las ayudas son de una media de 1.400 euros, 562 solicitantes se quedarían sin ellas.