Opinión

El calvario de Baldoví

¿En que idioma habla Baldoví cuando se reúne con Bildu, ERC o BNG? ¿con traductor o en castellano?

El delegado de La Razón en la Comunitat Valenciana, Iñaki Zaragüeta
El delegado de La Razón en la Comunitat Valenciana, Iñaki Zaragüeta La Razón

Estoy en un sinvivir por culpa del sufrimiento que padece, al parecer a diario, el diputado de Compromís, Joan Baldoví. Mi más absoluta solidaridad a su pena cotidiana por culpa de la incomprensión de la que es objeto en todas las instancias españolas. Digo españolas, incluidas las valencianas.

La alocución sobre su desgracia para apoyar la cooficialidad de las lenguas en todas las instancias del Estado no tiene desperdicio «yo me he sentido un piel roja muchas veces en mi propia tierra... como el día que un funcionario me miró con displicencia cuando fui a cambiarme mi nombre al de mi lengua (Juan por Joan) ...cuando un agente nos dice ‘háblame en cristiano, háblame en español’ o cuando elegimos la educación en valenciano para nuestras hijas y el funcionario no lo sabe hablar y no sabe dar clase. Muchos nos sentimos pieles rojas en nuestra tierra. Esta democracia tiene deuda con los pieles rojas de este Estado...».

Superada este primera conmoción afectiva hacia su señoría -me disgusta la desgracia ajena- mi amigo Rogelio reflexionaba sobre ello cuando los problemas educativos en la Comunitat Valenciana los tienen los padres que quieren para sus hijos la línea en castellano, como consagra la Constitución, o al pensar dónde hay dificultad en esta autonomía para valencianizar los nombres de las personas.

Después, la gran duda ¿en qué idioma habla Baldoví cuando negocia con PSOE, Bildu, ERC o BNG? ¿en sus vernáculas o en castellano? Así es la vida.