La OCU pide mayores medidas anticovid en el transporte público

Reclama medidas concretas para evitar aglomeraciones en metro, tranvía y la EMT

FGV cuenta con auxiliares para el control de aforos y de las medidas anticovid
FGV cuenta con auxiliares para el control de aforos y de las medidas anticovidKai FörsterlingEFE

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha pedido medidas para la prevención de la COVID-19 y la protección de los pasajeros en el transporte público de Valencia y ha reclamado la necesidad de actuaciones concretas en los metros y tranvías de FGV y los vehículos de la EMT para evitar aglomeraciones.

Una encuesta de la OCU hecha en noviembre a 1.023 ciudadanos ha revelado que el servicio donde se percibe un mayor riesgo de contagio por COVID-19 es el transporte público, al menos para un 67 por ciento de los encuestados, mientras que el uso del autobús, metro, tranvía y Cercanías se ha reducido un 29 por ciento por el miedo al contagio, por lo que para la organización son necesarias “ciertas medidas correctoras”.

En relación a Metrovalencia, FGV ha incluido dispensadores de gel hidroalcohólico en las estaciones y vagones, además de aumentar el número de “auxiliares COVID” para tareas de información, pero desde la OCU han comentado que echan en falta un mayor control del aforo “que suele ser excesivo en horas punta”, además de las quejas de los usuarios por las aglomeraciones “continuas” en estaciones y vagones.

Por otra parte, han lamentado que existen 17 pantallas informativas de aforo para un total de 137 estaciones, un número que han calificado de “insuficiente”.

Ante las medidas tomadas por la EMT de Valencia, el organismo ha comentado que las medidas de prevención adoptadas desde el inicio de la pandemia se refieren a los refuerzos de los protocolos de limpieza, a la desinfección diaria de los autobuses y a su ventilación.

Sin embargo, ha constatado la falta de dispensadores de gel hidroalcohólico y ha señalado que el control de aforo se realiza “a ojo” por el propio conductor, hecho que no evita “las aglomeraciones en las horas punta e impide conservar una distancia mínima de seguridad”.

La OCU considera “vital” reforzar las medidas de prevención del contagio en el transporte público, por lo que todos los medios de transporte deberían disponer de dispensadores de gel hidroalcohólico rellenados, junto a un aumento de la frecuencia de paso en horas punta, “asignatura pendiente” para algunos municipios, añade.