«Con la Ley Celaá hemos perdido la ocasión de lograr un gran pacto por la educación»

La gerente de las escuelas concertadas explica que es pronto para saber cómo afectará la norma a la Comunitat pero asegura que la relación con la Conselleria es “muy fluida”

La directora gerente de la Federación de Centros de Enseñanza de Valencia, Mariola Hernández
La directora gerente de la Federación de Centros de Enseñanza de Valencia, Mariola HernándezKike TabernerLa Razón

Desde que fuera elegida directora gerente de la Federación de centros de Enseñanza de Valencia (Feceval) el pasado mes de marzo, la ilusión y las ganas de Mariola Hernández no han hecho más que crecer. La primera mujer al frente de la gerencia en la historia de Feceval cree que hay que cambiar la queja por el optimismo y apuesta por un sector que, dice, ha demostrado su enorme compromiso durante la pandemia.

-¿Cuáles son sus principales retos al frente de la gerencia de la Federación?

-El reto principal es iniciar la relación de confianza con los asociados, visitar cada uno de los centros. De hecho hemos creado un programa que lleva por nombre «Un viaje por Feceval» en el que tanto el presidente como yo vamos a visitar todos los centros asociados para conocer de primera mano sus necesidades, sus inquietudes, para poder asesorarles tanto a nivel de formación, como de cualquier necesidad que tengan. Otro de los retos es iniciar el proceso de internacionalización de la organización estableciendo vínculos con países europeos. El próximo mes de octubre vamos a recibir a 25 profesores de maestros de primaria de Glasgow (Escocia) para iniciar una cooperación e intercambio de buenas prácticas. Queremos retomar el curso con normalidad, centrados no ya en las normativas covid, como ha sido este curso, que ha sido agotador. Es el momento de empezar a abrir otros retos, de poner la mirada en el futuro.

-Ha hablado de internacionalización, ¿qué opina del reparto de las diferentes lenguas en la educación valenciana?

-Nosotros hemos abogado siempre por un equilibrio entre las tres lenguas e incluso con una segunda lengua extranjera. No me gusta la crispación en la educación, creo que a veces perdemos mucho tiempo en esas cosas, y lo que hay que hacer son actuaciones eficaces. Yo siempre apostaría por un equilibrio entre las tres lenguas y también en función de la zona geográfica donde esté el centro escolar y en la realidad lingüística de esa zona, porque tenemos una comunidad muy rica donde tenemos diferentes equilibrios lingüísticos. Pienso que los medios de comunicación también pueden hacer mucho en este sentido. El valenciano llega a muchas casas también a través de la televisión y sí que creo que no tiene que ser solo iniciativa de los centros educativos, sino que la sociedad tiene que fomentar ese plurilingüismo también. Es un reto que no es solo de los docentes, sino de la sociedad en general.

-¿Cómo está afectando a la escuela concertada la polémica Ley «Celaá»?

-La aplicación empezará el próximo curso y estamos todavía pendientes del desarrollo en las comunidades autónomas. La Conselleria no ha presentado todavía los decretos de aplicación pero estamos trabajando en ello, sabemos que este verano va a ser intenso. Hemos perdido la ocasión de hacer una ley de consenso y un pacto por la educación y de pensar en el futuro, en que necesitamos una estabilidad a nivel educativo. Tantos cambios legislativos no favorecen al sistema, para mi sería un sueño que llegáramos a un pacto educativo, como se ha hecho en otros países.

-¿Cómo puede llegar a afectar la aplicación de la ley a la concertada valenciana?

-Es que el 50 por ciento de la ley depende de la comunidad autónoma, es difícil de decir. En manos de la Conselleria está la adaptación de los currículum, pero la admisión se ha desarrollado con normalidad, en la renovación de conciertos se ha tenido en cuenta si había crecimiento vegetativo. Hemos presentado alegaciones en el caso de aulas de integración de secundaria donde se había reducido la carga docente a unas medias jornadas, y estamos pendientes de que se resuelvan. Todavía es pronto, queda mucho por desarrollar, pero la relación con la Conselleria es muy fluida.

-¿Está discriminada la educación concertada en la Comunitat Valenciana?

-No. Hay un diálogo permanente con la Conselleria, tanto en las comisiones de seguimiento como en reuniones personales con Secretaria autonómica y dirección general de centros. No es la realidad que vemos en prensa. Aquí se ha llegado a un consenso bastante importante y se cuenta con nosotros para el diálogo.

-¿Cómo han vivido los centros este año de pandemia?

-Podemos estar muy orgullosos de nuestros docentes, de la gestión que se ha hecho a nivel de los protocolos sanitarios, han sido prácticamente técnicos de salud pública, por iniciativa personal, para proteger tanto al alumnado como al personal, para que las familias estuvieran tranquilas. Además hemos sido un ejemplo a nivel europeo, porque hemos sido el único país que ha mantenido la enseñanza presencial durante todo el curso. Estoy convencida de que los buenos datos de la Comunitat vienen también de la colaboración con los centros docentes. Como ha pasado en otros temas, el protocolo sanitario ha ido desde los centros a las casas porque los niños lo han interiorizado muy bien. Y ahí no ha habido distinciones entre educación pública y concertada, tampoco a nivel de recursos. La administración ha estado a la altura, se ha retrasado en el pago de las ayudas pero han llegado esta semana.

-Y, de cara al futuro, ¿cree que el protocolo sanitario tiene que continuar el curso que viene exactamente igual?

-Igual no, se va a continuar con las medidas higiénicas y sanitarias, se ha reducido ya la distancia y sobre todo se ha abogado por la presencialidad total. En secundaria este año podía haber una alternancia, pero para el curso que viene se va a apostar presencialidad total. Los centros ahora tienen que hacer otra reflexión a nivel interno, volver a repartir los espacios y orientarlos para que tanto en secundaria como en FP la presencialidad sea total.

-¿Cómo ve el futuro de la concertada en la Comunitat Valenciana?

-Veo a centros con muchas ganas de seguir con su labor. Hacemos una labor muy importante porque garantizamos la libre elección. Yo creo en un sistema dual donde la gente sea libre de elegir la educación que quiere para sus hijos e hijas. Somos un sector que no nos solemos dormir. Nos están llamando los centros con iniciativas para el año que viene, y eso es lo que quiero impulsar en ellos y, sobre todo, una visión optimista del futuro.