La EMT pide investigar a Caixabank por posible blanqueo durante el fraude

Los empleados de la entidad bancaria no advirtieron internamente de la operación pese a que recibieron una alerta de posible operación sospechosa

Autobús de la EMT de València
Autobús de la EMT de València FOTO: AYUNTAMIENTO DE VALÈNCIA AYUNTAMIENTO DE VALÈNCIA

Los abogados de EMT de València han presentado un escrito al juzgado de instrucción número 18 para pedir que se investigue a Caixabank por un presunto delito de blanqueo de capitales en el marco de la investigación por la estafa de 4 millones de euros de la que fue víctima esta empresa municipal.

Por el momento, en esta causa judicial consta como investigada una extrabajadora de la entidad, la exdirectora de Administración, y como posible responsable civil Caixabank.

En el escrito de la EMT remitido al juzgado se hace referencia a documentación ya obrante en la causa, como las llamadas entre Caixabank y la citada extrabajadora, Celia Zafra, o los correos electrónicos internos de la entidad bancaria advirtiendo que se trataba de una posible operación sospechosa.

Con toda esta información, los abogados de la EMT reclaman que se investiguen la posibilidad de una posible actuación negligente de Caixabank, que a juicio de estos letrados pudo incumplir el protocolo de actuación del Soporte Operativo a Banca Institucional (SOBI) y la normativa de blanqueo de capitales.

Según recoge el escrito presentado ante el juzgado, los empleados de la entidad bancaria no advirtieron internamente de la operación pese a que, según han reconocido en sede judicial, en la segunda transferencia ya recibieron una alerta de posible operación sospechosa (“FIRMA NO OK. POSIBLE CORTA Y PEGA”).

Tampoco actuaron a pesar de que, según han explicado, no se trataba de una operativa habitual porque EMT nunca había realizado con anterioridad una transferencia internacional a China. Ni siquiera se le requirió el modelo obligatorio por normativa a la exdirectiva para poder habilitar esta operativa con un país no habitual.

La representación legal de la EMT argumenta básicamente que, en lugar de realizar las comprobaciones oportunas, Caixabank realizó ocho transferencias al Bank of China saltándose los protocolos.

Asimismo, insisten en que esta actuación supuestamente negligente de Caixabank por infracción de su deber de control “constituyó un factor esencial para la consumación del delito de estafa”, por lo que EMT solicita al juzgado la declaración judicial de Caixabank en calidad de investigada por un presunto delito de blanqueo de capitales.

Por otra parte, el escrito también hace referencia al acta de liquidación provisional del Tribunal de Cuentas (TC), “que realiza un análisis sobre la actuación de Caixabank y que concluye que su intervención ha sido necesaria y detonante para que se pudieran realizar las transferencias fuera de cualquier protocolo”.

En concreto, el Tribunal de Cuentas señala que el fraude se debió, por una parte, a que “el mando responsable se salta los procedimientos” y a “la falta del deber de custodia de los fondos públicos depositados en la entidad bancaria”, según recoge este escrito.

El concejal de Movilidad y presidente de la EMT, Giuseppe Grezzi, preguntado al respecto, ha apuntado que: “siempre hemos dicho que el fraude pudo llevarse a cabo por la actuación negligente de la exdirectiva y de la entidad bancaria. Después de todo lo que hemos conocido a través de la fase de instrucción, queda claro que Caixabank se saltó sus propios protocolos y nunca debería haber realizado las transferencias. Queremos avanzar para que se establezcan las responsabilidades del fraude contra la EMT y poder recuperar el dinero estafado”.