Valencia

El PP valenciano espera un “vuelco” electoral en 2023 que le permita gobernar sin ataduras

Catalá asegura que el Botànic “va a pagar electoralmente la falta de diligencia en la gestión sanitaria”

GRAFCVA7306. VALENCIA, 24/07/2022.- La portavoz del PP en el Ayuntamiento de València, María José Catalá, ha asegurado durante "Los Desayunos de la Agencia EFE en el Colegio de Abogados de Valencia" que espera un vuelco en las elecciones para gobernar en Valencia y la Generalitat sin ataduras. EFE/Manuel Bruque
GRAFCVA7306. VALENCIA, 24/07/2022.- La portavoz del PP en el Ayuntamiento de València, María José Catalá, ha asegurado durante "Los Desayunos de la Agencia EFE en el Colegio de Abogados de Valencia" que espera un vuelco en las elecciones para gobernar en Valencia y la Generalitat sin ataduras. EFE/Manuel Bruque FOTO: Manuel Bruque EFE

El Partido Popular de la Comunitat Valenciana aspira a que en las elecciones de 2023 haya “un vuelco” tanto en el Ayuntamiento de València como en la Generalitat y a conseguir una “mayoría suficiente” que les permita “trabajar con holgura” con Gobiernos que no estén “atados de pies y manos” y tengan “capacidad de actuar de forma rápida”.

Así lo ha señalado la secretaria general del PPCV, María José Catalá, durante Los Desayunos de la Agencia EFE en el Colegio de Abogados de Valencia, donde ha asegurado que en las próximas elecciones sale “a ganar, no a empatar” y que no le pesa la presión de tener que ganar el Ayuntamiento de la capital para que el presidente del PPCV, Carlos Mazón, gane la Generalitat.

“Apuesto por un vuelco total en las dos instituciones, y debo decir que la ciudad de València con el PP en el Ayuntamiento y con Carlos Mazón en la Generalitat sin duda ganaría mucho”, ha destacado Català, que ha afirmado que Mazón “es muy sensible a las necesidades de la ciudad”: “Tenemos una relación profesional y política fantástica, y mientras andamos por las calles de València vamos pensando proyectos conjuntos para la ciudad”.

La líder del PP de la capital valenciana se ha mostrado convencida de que su partido tendrá “una mayoría suficiente para gobernar” y ha criticado “los gobiernos Frankenstein con pactos parlamentarios a varias bandas que a veces hacen ineficiente la administración y sobredimensionan el gasto público”.

En este sentido, ha manifestado su confianza en llegar a gobernar con “un presidente del PP como Alberto Núñez Feijóo, que está acreditando la capacidad real del PP de ser alternativa”. “El próximo otoño será difícil desde el punto de vista social y económico y será necesario optar por gobernantes serios, gestores que tengan como prioridad resolver el problema económico de los ciudadanos”, ha dicho.

Desgaste en el Ayuntamiento

“El Ayuntamiento de València está sufriendo el desgaste de un Gobierno liderado por Joan Ribó, que no solo no está claro que se vaya a presentar a la reelección, sino que en los últimos ocho años no ha puesto sobre la mesa ningún proyecto de ciudad que lleve su sello”, ha lamentado.

Ha añadido que Ribó es “un alcalde con una actitud excesivamente pasiva para lo que significa gobernar la tercera capital de España”. Señala que el Ayuntamiento “no ha planteado ni una sola dotación pública para esta ciudad en siete años: ni un solo colegio, ni un solo centro de mayores ni un centro sanitario nuevo.”

“Los ciudadanos valencianos no le perdonarán a Ribó que haya bajado los brazos durante ocho años”, ha vaticinado Catalá, que ha asegurado que, si “la ciudad funciona” es “porque hay gente que tiene mucho talento y tira del carro, pero desde luego el Ayuntamiento no es el motor de arranque, sino que en demasiadas ocasiones es un lastre”.

“No le perdonaré que no haya aprovechado este tiempo para captar proyectos que salían de otras comunidades por inestabilidad política y social, como Cataluña”, o que “por falta de acción de la administración se hayan marchado otros que venían por nuestra conexión con el Mediterráneo o por que se era una referencia deportiva para acoger un gran acontecimiento”, ha añadido.

En cuanto a la Generalitat, ha considerado que “la sanidad es el talón de Aquiles del Gobierno de Ximo Puig”: “No puede ser que esta ciudad hoy tenga un solo SAMU con un médico con una ola de calor, séptima ola de covid, con enfermedades crónicas que se han acentuado por la pandemia…”.

El Botànic “va a pagar electoralmente la falta de diligencia en la gestión sanitaria”, ha añadido, y ha afirmado que “el ámbito social va a afectar a Compromís”: “No puede ser que el punto más débil de la atención social sean los menores tutelados, y no puede ser que después del abuso sexual a una menor por parte del familiar de la exvicepresidenta, la Generalitat no haya tenido la humildad de pedir perdón”.

Para Catalá, “el caso de Mónica Oltra ha mostrado las miserias de Compromís, un partido que venía a darnos lecciones a todos de cómo se hacían las cosas hasta que les ha tocado hacerlas a ellos”.

“Han dejado claro que todo aquello que pregonaban lo decían para los demás, pero no se lo aplican a sí mismos”, ha censurado, y ha criticado que Compromís “se ha dedicado básicamente a cuestiones de sesgo ideológico y se ha olvidado totalmente de la gestión del día a día”.

“Creo en el autogobierno”

Preguntada sobre posibles pactos post-electorales con Vox, ha asegurado que el PP “no sale a empatar, sale a ganar”, y ha añadido que no es partidaria de “hacer política ficción”, aunque ha añadido que el PPCV no está dispuesto “a renunciar ni a un solo milímetro de autogobierno”.

“No creemos que centralizar las decisiones sea lo más adecuado, sino que nuestro autogobierno se puede mejorar pero hay que seguir defendiéndolo, y eso me parece un gran elemento de diferenciación”, ha subrayado, y ha asegurado: “creo en mi tierra y en el autogobierno de la CV y todos los partidos no pueden decir lo mismo”.

En este sentido, ha afirmado que, a diferencia de la extrema derecha, cree “que la construcción del proyecto regional y nacional tiene que ir de la mano de la construcción del proyecto europeo”. “Además, creo que hay cuestiones vinculadas con la igualdad que, más allá de determinados postureos de la izquierda, son reales y hay que defenderlas”, ha añadido.

“Los que tenemos experiencia en la gestión estamos en el PP, y la situación económica y social no va a estar para experimentos, sino para gente que haya gestionado dinero público, que tenga suficiente preparación y que tenga una experiencia dilatada en esa gestión”, ha alertado.

“No paguemos justos por pecadores”

Sobre la corrupción, se ha mostrado convencida de que “todos los partidos han establecido en su hoja de ruta un control mucho más exhaustivo de actitudes y procedimientos” para que no vuelvan a darse casos: “No nos tiene que volver a pasar porque, por los errores de unos pocos, hemos pagado todos, ha pagado con una marca que nos cuesta mucho levantar”.

“En política hay gente estupenda, que deja de cobrar lo que podría cobrar en otros lados, que deja de tener la vida privada que podría tener en otros lados, renuncia a parte de su libertad porque tiene la necesidad de hacer algo por los demás, y eso es loable”, ha reivindicado.

En cuanto a la autopostulación de Camps para ser candidato a la alcaldía de València, ha afirmado que “Paco Camps es una persona con una trayectoria política irrenunciable, una persona del PP comprometida con las siglas de este partido y su experiencia y su trayectoria puede aportar mucho a este proyecto político a nivel autonómico, si acaso”.

“Yo creo que nos jugamos mucho el año que viene y todos tenemos que ser conscientes de ello”, ha advertido: “Tenemos que intentar poner de nuestra parte todos, algunos con alguna renuncia, para alcanzar el objetivo que todos deseamos”.