Tribunales

Rus niega responsabilidad en las contrataciones de Imelsa y apunta a los diputados de la empresa

Llopis dice que nunca supo que tenía más de un asesor asignado

Alfonso Rus presta declaración en el juicio
Alfonso Rus presta declaración en el juicio La Razón La Razón

El ex presidente de la Dipùtación de Valencia, Alfonso Rus, ha prestado hoy declaración en la causa de los denominados zombis de Imelsa y ha negado ninguna responsabilidad ni potestad en la contratación de estas personas: “No era mi cometido, yo contrataba a los que estaban a mi cargo en la Diputación y en el Ayuntamiento”.

Rus solo ha contestado a las preguntas de su abogado, no así a la Fiscalía de la que ha dicho “que diga lo que quiera” ni al resto de las defensas.

Se ha desvinculado de la contratación de Marcos Benavent como gerente de Imelsa: “lo nombró el consejo de administración a propuesta del partido”.

Pero sí que ha destacado que Benavent “era un fenómeno. En ocho años no hubo ningún conflicto sindical con 700 o 800 personas que había en Imelsa. Luego tuvo un proceso de separación. A él en los consejos de administración la oposición le hacía la ola. Era un fenómeno”.

Rus ha explicado que “el 22 de diciembre de 2014 había una comida de todos los gerentes de las empresas, y diputados. Yo llegué hacia las 15.00 y me aborda Benavent y me dice que estaba desbordado muy cansando, muy mal y que quería dejar Imelsa, y me pidió que lo despidiera para cobrar los ocho años”. Y ha enfatizado que “no lo acepté porque el dinero no era mío y él tenía que cesar sin despido en las próximas elecciones”. Ha continuado que “me dijo que al menos le diera dos años de paro. Le dije que el día 30 quería la baja en mi despacho. Y el día 26 se marcha a Ecuador”.

Rus ha responsabilizado a los diputados de empresas, que hubo dos durante los dos mandatos: “Había un diputado de Empresas, hubo dos en estos años y no los he visto en el sumario”.

Ha explicado que se enteró de ls irregularidades “cuando me dice el nuevo gerente lo que faltaba en la empresa. Y que se había pagado por la instalación de unas farolas en Lluxent que nunca se instalaron. Y yo dije: a la Fiscalía”.

Respecto al jugador de fútbol del Olimpic, Miguel Ángel Mullor, que afirmó ayer que fue contratado por Imelsa por orden de Rus, el ex presidente ha desmerecido el papel del jugador en el club: “Mullor solo jugó un 16 por ciento del tiempo de la liga. Por el Olímpic pasaron 180 trabajadores”.

Sí que ha admitido que Mullor “creo que estaba en el PP de Ontinyent”.

Respecto a las contrataciones de Ciegsa, Rus ha dicho no tener nada que ver: “Ciegsa no tiene nada que ver conmigo. Es como si uno trabaja en el Banco de Santander y otro en el Banco de Vizcaya”.

Rus ha reiterado que “yo solo contraté a los que estaban a mis cargo en la Diputación y en el Ayuntamiento de Xàtiva.” y ha añadido a preguntas de su abogado que “yo no instauro la figura del asesor en la Diputación de Valencia, creo que eso fue en 1998″.

El jefe de Gabinete de Rus, Emilio Llopis, en el banquillo
El jefe de Gabinete de Rus, Emilio Llopis, en el banquillo La Razón La Razón

Emilio Llopis

A continuación le ha tocado el turno el jefe de Gabinete de Rus en la Diputación, Emilio Llopis quien ha negado que tuviera competencias para contratar a nadie. “Nunca di la orden porque no entra dentro de mis competencias”. Y ha explicado que “yo solo tuve un asesor que es Ramón Sanchis. A Balufo -un asesor que tenía asignado a su nombre y que ha reconocido los hechos- por supuesto que no lo contraté yo, nunca supe que estaba contratado a mi cargo. Si lo hubiera sabido ese señor habría trabajado”.

Llopis ha tratado de justificar la existencia de asesores asignados a su prsona: “No sé si fue un error administrativo de la empresa pública. Cuando a un consejero se le adjudica un asesor, no se le puede adjudicar otro más. Sería un error del departamento de personal. A mi nunca me dijeron que lo tuviera. Nunca. Nadie”, ha reiterado.

Llopis ha negado que en la Diputación hubiera zombis y ha explicado que “mi asesor me acompañaba cuando iba a visitar alcaldes y alguna vez me llevaba a casa después de todo un día de visitas y de trabajo”.

No ha sabido explicar la existencia de certificados de la actividad de los asesores firmados con una rúbrica “que se parece a la mía, pero yo no recuerdo haberlo firmado. Firmaba más de 200 documentos al día. No entiendo por qué hay dos certificados de mi asesor y de otros que yo no hice. Eso me parece una chapuza hecha por alguien para cubrirse las espaldas no sé muy bien de qué”.

También ha descrito que “yo, a las ocho, estaba en mi ayuntamiento y a las nueve en la Diputación, y llegaba a casa a las 9,30 de la noche. Cómo voy a consentir que alguien cobre sin ir a trabajar”.

Ha explicado que “no hay ningún asesor que fiche, son personal de confianza, hacen trabajo de campo, no tienen horario”. Y ha concluido el interrogatorio de su abogado, al único al que ha respondido, explicando que “Andrés Colomer era el jefe de asesores de la Diputación. No tenía que conocer a los asesores de Imelsa porque era el jefe de los asesores del grupo popular de la Diputación de Valencia”.