Esta es la escena de caza más antigua de la humanidad

La cueva de Sulawesi, en Indonesia, llamada Leang Bulu SIpong 4, tiene pinturas rupestres de animales y humanoides de, al menos, 43.900 años

Un grupo de arqueólogos de la Universidad de Griffith (Australia) ha descubierto en una cueva en Indonesia la escena de caza más antigua del mundo conocida hasta el momento en una pintura rupestre de al menos 44.000 años de antigüedad. La investigación, publicada este miércoles en la revista Nature, describe la pintura encontrada en la isla de Célebes como un grupo de figuras abstractas que combinan características humanas con otras animales, conocidas como teriántropos, que cazan grandes mamíferos con lanzas y cuerdas. El equipo investigador, liderado por los arqueólogos Maxime Aubert y Adam Brumm, halló estas pinturas en la cueva “Leang Bulu’ Sipong 4”, descubierta en 2017 en una región kárstica de piedra caliza en Célebes.

Según Adam Brumm, esta escena de 4,5 metros de largo representa una cacería de cerdos y búfalos, podría ser la historia registrada más antigua del mundo. “Nunca había visto algo así antes. Quiero decir, hemos visto cientos de sitios de arte rupestre en esta región, pero nunca hemos visto algo así como una escena de caza “, dice Brumm, arqueólogo de la Universidad Griffith en Brisbane, Australia, cuyo equipo describe el hallazgo en “Nature”. Además, estas formas de color marrón “rojizo que parecen representar figuras humanas que cazan especies de animales locales” son importantes porque las pinturas de animales también son las obras de arte figurativas más antiguas. La representación de los cazadores a través de estas figuras antropomórficas, aseguraron los expertos, puede ser además la prueba más antigua de la habilidad de nuestra especie para imaginar “la existencia de seres supernaturales, la piedra angular de la experiencia religiosa”.

Hay que tener en cuenta que hasta el momento, las imágenes reconocibles más antiguas de humanos y animales interactuando correspondían al arte rupestre descubierto en Europa proveniente del Paleolítico Superior, con una antigüedad de entre 14.000 y 21.000 años. “La pintura rupestre de Leang Bulu’Sinpong 4 sugiere que no hubo una evolución gradual del arte paleolítico desde lo más simple a lo más complejo hace 35.000 años, al menos no en el sureste de Asia”, manifestó Aubert.

El origen

Un miembro del equipo llamado Hamrullah, que es un arqueólogo y espeleólogo con base en Sulawesi, había encontrado las pinturas después de subir una higuera para alcanzar un estrecho pasaje en el techo de otra cueva. El panel parece representar cerdos salvajes y una especie de búfalo de cuerpo pequeño, llamado anoa. “Estos aparecen junto a figuras más pequeñas que parecen humanas pero también tienen rasgos de animales como colas y hocicos. En una sección, un anoa está flanqueado por varias figuras que sostienen lanzas y posiblemente cuerdas”, explica “Nature”. En las pinturas, describe el estudio, aparecen al menos ocho figuras humanas y seis animales, dos cerdos y cuatro búfalos enanos, que fueron realizados a la misma vez con pigmentos rojos, en la misma técnica estilística.

Los teriántropos están dibujadas con trazos simples y muy estilizados, con caras alargadas que evocan hocicos y bozales y otras características propias de aves, reptiles y otros animales de la zona.

Para determinar la edad de la escena de caza, los investigadores analizaron las ‘palomitas de maíz’ de calcita que se habían acumulado en la pintura. “El uranio radioactivo en el mineral se descompone lentamente en torio. Entonces, midiendo los niveles relativos de diferentes isótopos de estos elementos, los investigadores pudieron determinar que la calcita sobre un cerdo comenzó a formarse al menos hace 43.900 años, y que los depósitos en dos anoa tienen más de 40.900 años”.