Los secretos de La Scala, al descubierto

El programa Google Arts & Cultura ofrece la posibilidad de recorrer los lugares más recónditos de uno de los teatros de ópera más importantes del mundo

En el siglo XVIII, los signori que visitaban el Teatro La Scala de Milán no tenían que preocuparse por conseguir buenos asientos. No porque todos los asientos ofrecieran una vista perfecta del escenario, sino porque no había asientos para el público. No, nos lo había. Hoy es bastante complicado conseguir un butaca, de ahí que uno de los teatros más emblemáticos del mundo ha querido levantar el telón (de forma digital) en Google Arts & Culture para poder disfrutarlo palmo a palmo desde casa.

De esta manera La Scala pone al alcance de una audiencia digital global, tras verse obligado a cerrar sus puertas con motivo de las restricciones actuales por el COVID-19. Incluso con su escenario apagado, perdura la creatividad y el esfuerzo de los artistas. Para celebrar el pasado y el presente del teatro, 92 artistas de cinco países se han unido para crear la primera ópera del coliseo realizada en cuarentena.

En la colección virtual de La Scala, puede visitar y caminar por el interior del teatro con Street View. Además, podrá subir al escenario principal y sentirse como una auténtica estrella de ópera, disfrutar de un espectáculo de ballet desde el Royal box o, incluso, descubrir el taller industrial, donde los artistas crean impresionantes escenarios, accesorios y casi 1.000 disfraces cada año, incluidas creaciones de diseñadores de moda como Gianni Versace e Yves Saint-Laurent. Con Art Camera, podrás incluso acercarte a los detalles más pequeños de los disfraces, desde un brocado de marfil y gemas doradas hasta terciopelo negro y piedras de espejo de rubí, usados por el ícono de la ópera Maria Callas.

Podrá descubrir aún más de la historia entre bastidores y tener acceso a más de 259.000 imágenes digitalizadas del archivo del teatro. Incluso tener a la mano una versión inédita y bellísima de la partitura musical de “Turandot”, de Puccini, así como conocer el primer libreto de “Nabucco” de Verdi o recordar los diferentes artistas cuyo trabajo ha adornado el escenario scagliero, incluidos los artistas David Hockney y Giorgio de Chirico.