La Universidad de Edimburgo elimina el nombre de David Hume por sus vínculos con la esclavitud

Historiadores y académicos han tachado de “cobarde” y “patética” esta decisión propiciada por el movimiento Black Lives Matter

Un nuevo personaje histórico desterrado bajo presión del Black Lives Matter. En Reino Unido ya han sido removidas varias estatuas de personajes relacionados con la esclavitud. Ahora, es el turno de David Hume, filósofo que, hasta ahora, daba nombre a un edificio de la Universidad de Edimburgo.

La institución ha sido criticada tras anunciar que cambia el nombre de la torre con el nombre del filósofo del siglo XVIII por sus vínculos con la esclavitud. De esta manera, ahora la Torre David Hume pasará a llamarse George Square, según confirma la universidad, a pesar de una petición que acumuló menos de 2.000 firmas.

La campaña propiciada por los activistas para esta modificación comenzó en julio, en pleno movimiento mundial tras el asesinato de George Floyd en EE UU. Felix Waldmann, ex profesor de Edimburgo que ahora está en la Universidad de Cambridge, se refirió a Hume como alguien “descaradamente racista” tras descubrir una carta en la que el filósofo escribió insistiendo para que comprara esclavos en Granada.

Asimismo, este movimiento se propició cuando un grupo de estudiantes argumentó este racismo a partir de esta cita de Hume: “Tiendo a sospechar que los negros son naturalmente inferiores a los blancos”, justificando que “casi nunca hubo una nación civilizada de esa complexión, ni siquiera un individuo eminente”.

Con esto, la universidad ha emitido un comunicado en el que explica que “es importante que los campus, planes de estudio y comunidades reflejen la diversidad histórica y contemporánea de la universidad y se comprometan con su legado institucional en todo el mundo”.

Esto llevó a la exigencia de eliminar cualquier rastro de Hume. Sin embargo, la decisión de la institución no ha sido tan bien recibida como esperarían los activistas, sino que ha provocado furor y grandes reacciones por parte de académicos y políticos.

“La Universidad de Edimburgo ha eliminado al gran filósofo de la ilustración David Hume. Qué cosa más cobarde, estúpida, cobarde, patética, cobarde y tonta. Me avergüenzo de ellos”, ha escrito Neil O’Brien, el diputado conservador de Harborough, en Leicestershire.

Por su parte, el historiador Sir Tom Devine, profesor emérito de la institución, dijo que “el actual director de la universidad (Peter Mathieson) debería agachar la cabeza con absoluta vergüenza”.