¿En qué consiste Alerta Roja, la iniciativa para salvar la cultura?

Ayer las calles de 28 ciudades españolas se llenaron de trabajadores del mundo del espectáculo, en señal de protesta por la “preocupante situación que vive el sector”

La falta de reconocimiento de un universo tan complejo como necesario como es el de la cultura es inaceptable. Si bien el espectáculo, la música, el cine o el arte siempre se han visto en segundo plano, ahora, con la crisis económica y sanitaria provocada por el coronavirus, la situación se ha visto considerablemente agravada. Para los miles de trabajadores que dependen de la cultura, es vital dar visibilidad a la situación de olvido a la que se enfrentan por parte del Gobierno, pues se están dando pocas medidas que compensen la vulnerabilidad clara que vive el sector.

De esa necesidad parte Alerta Roja, un movimiento de unificación sectorial de la industria del espectáculo y los eventos que ayer llenó las calles de 28 ciudades españolas en señal de protesta. “Tal y como se está viendo, ante la falta de reconocimiento de una vulnerabilidad clara y de ayudas concretas por parte del Gobierno, es vital dar visibilidad a la preocupante situación que vive el sector, bajo un mismo lema y dirección que inste al Gobierno de España y a los Ministerios responsables (Trabajo, Hacienda, Asuntos Económicos, Cultura y Deporte, e Industria) a tomar medidas urgentes en las próximas semanas para garantizar la supervivencia del sector”, detalla Alerta Roja en su página web oficial.

Asimismo, solicitan “crear de forma inmediata una mesa sectorial que defina las necesidades del mismo, afectado por la estacionalidad e intermitencia de la actividad, dando prioridad a la regulación a través de la negociación de un convenio colectivo sectorial de ámbito nacional”. En definitiva, proponen dos vías de acción: “La visibilización tan necesaria del tejido que lo compone y el trabajo en paralelo hacia una futura y amplia representatividad que ampare a todo el sector de los Espectáculos y los Eventos”.

Para ello, es necesaria actuar de manera unida, homogénea y transversal, de tal manera que todos los trabajadores luchen por un mismo objetivo. Y así ha sido, pues los mensajes de apoyo y bajo el mismo lema siguen sin cesar en redes sociales. Manuel Carrasco, Leiva, Lola Índigo, El Kanka, Izal, Dvicio, La Pegatina, Rayden, Blas Cantó y muchos más son los artistas que han secundado y promovido públicamente este movimiento.

Pero esta protesta no es nueva, sino que lleva tanto tiempo manteniéndose en el tiempo que, desafortunadamente, ya casi pertenece al ADN de la cultura. Además, no es algo de nuestras fronteras, sino que la movilización de las personas de la industria cultural también ha llegado a Estados Unidos, Portugal, Alemania e Inglaterra, a través de #WeMakeEvents.

El 1 de septiembre de 2020, #WeMakeEvents North America, una coalición de profesionales de la industria respaldada por organismos comerciales, empresas, sindicatos y asociaciones sin fines de lucro, iluminó más de 2,000 lugares de espectáculos, estructuras icónicas y residencias en rojo en más de 75 ciudades. Todo ello, “para crear conciencia pública y de los medios de comunicación en apoyo del sector de eventos en vivo. El objetivo inicial era iluminar 1.500 edificios y los resultados superaron con creces nuestras expectativas”.