«Luisa Fernanda» cambia la Zarzuela por el Cine Doré

Davide Livermore recupera el clásico de Federico Moreno Torroba, Federico Romero y Guillermo Fernández-Shaw

Davide Livermore, durante los ensayos de «Luisa Fernanda»
Davide Livermore, durante los ensayos de «Luisa Fernanda»Javier del RealTeatro de la Zarzuela

El director de la Zarzuela, Daniel Bianco, no descansará a pierna suelta hasta que termine con una de sus principales obsesiones desde que la pandemia le partiera la programación de la pasada temporada: recuperar cada uno de los montajes que se aplazaron, «que no cancelaron», puntualiza un hombre que tiene entre ceja y ceja, y así lo ha diseñado, «que no se pierda nada». En esas se engloba esta «Luisa Fernanda» que tenía que haberse estrenado el 30 de abril de 2020, pero que las medidas sanitarias han querido que sea mañana cuando, por fin, se pueda ver en la calle Jovellanos (y ante una tercera ola que tampoco puede con los teatros).

Y, Covid al margen, Bianco insiste en que parece que todo se ha alineado para poner trabas en el camino, aunque ni por esas pierde la sonrisa: «Ahora ha sido la “amiga” Filomena la que nos ha obligado a hacer cinco ensayos y una lectura de orquesta menos, pero ante estos tsunamis es cuando más sale el amor por lo que hacemos», asegura.

Con estos precedentes, y ya sin nieve y con el «cubre bocas» más que interiorizado, vuelve un clásico de los escenarios líricos españoles y americanos en una versión «única», presentan, que combina la tradición de la música de Federico Moreno Torroba y el libreto de Federico Romero Sarachaga y Guillermo Fernández-Shaw Iturralde con las novedades que ahora aportan el director de escena italiano Davide Livermore y el director musical británico Karel Mark Chichon, que unen sus fuerzas para mostrar una serie de estampas costumbristas que hacen de «Luisa Fernanda» un espectáculo nuevo.

Antes de nada, Livermore aprovecha la ocasión para celebrar que en España «se pueda hacer lo que no es posible en la mayoría del mundo», dice: subirse a un escenario. Y ya luego comienza a hablar de un proyecto que une la lírica de la zarzuela con el cine. «Un espectáculo musical total», resume el director de escena: «Es una obra de arte de la cultura española y de la cultura universal. Me gusta la idea de crear un montaje con esta bellísima música porque se trata de una partitura que llega siempre al corazón del público –continúa Livermore–. Y es que tanto antes como ahora como dentro de cincuenta o cien años, la belleza musical de esta obra ha tenido, tiene y tendrá siempre una atracción especial para todos los que llegamos a ella. ¡La belleza de “Luisa Fernanda” siempre triunfará!».

Sobre el escenario, los dos bandos de la España revolucionaria de La Gloriosa (1868) sirven de excusa para levantar una trama que sigue al triángulo amoroso que mantiene la protagonista (Yolanda Auyanet y Maite Alberola) con Javier Moreno (Jorge de León y Alejandro del Cerro) y Vidal Hernando (Juan Jesús Rodríguez y Javier Franco).

A través de ellos, Livermore busca revivir sobre las tablas el espíritu de las plazas de pueblo o de barrio en las que «vivir emociones», aunque esta vez tendrá el característico aspecto del Cine Doré: «Mi papel es de ponerme a disposición de las partituras. La idea es la de una narración que puede ser vivida por el público como materia viva y no como un museo sin movimiento».

Así, La historia de los personajes se entrelaza con la vida de los espectadores de una sala de cine en una joven República. Este salón de aires modernistas es el Doré, aunque construido años después de la Revolución de 1868 (la actual fachada data de 1923). Dicho espacio arquitectónico servirá para proyectar los sentimientos de amor, dolor y angustia en «un mundo figurativo o desfigurado que evoluciona 360 grados ante nuestros propios ojos y para lo que se emplean técnicas y recursos del lenguaje cinematográfico inspirados en obras del séptimo arte, y, además, cuenta con un equipo de magníficos intérpretes», explica el equipo.

Dónde: Teatro de la Zarzuela, Madrid.
Cuándo: desde mañana hasta el 14 de febrero.
Cuánto: de 5 a 50 euros.