Ken Follett cuenta cómo estallará la Tercera Guerra Mundial en su nuevo libro

La novela, que tiene entre sus protagonistas a una mujer como presidente de Estados Unidos, saldrá a la venta el próximo 9 de noviembre

Ken Follett, en una de sus últimas giras europeas
Ken Follett, en una de sus últimas giras europeasCipriano Pastrano (nombre del dueño)Archivo

Cuando en septiembre del año pasado Kent Follett presentó “La tinieblas y el alba” -la trepidante precuela de “Los pilares de la Tierra”- ya avanzó que estaba trabajando en un nuevo proyecto. Pero, por su meticulosidad a la hora de realizar las tareas de investigación, nadie esperaba poder leerlo antes de 2023. Y, sin embargo, el aclamado escritor ha sorprendido este miércoles a sus millones de lectores repartidos por todo el mundo al presentar los detalles de “Never” (Nunca), su próxima novela -esta vez enmarcada en el escenario actual-, que verá la luz el próximo 9 de noviembre.

“Cuando estaba investigando para Caída de gigantes, me sorprendió darme cuenta de que la Primera Guerra Mundial fue una contienda que nadie quería. Ningún líder europeo de ninguno de los lados pretendía que sucediera. Pero los emperadores y primeros ministros, uno por uno, tomaron decisiones, lógicas, decisiones moderadas, cada una de las cuales nos acercó un paso más al conflicto más terrible que el mundo jamás había conocido. Llegué a creer que todo fue un trágico accidente. El terrible pensamiento que se me ocurrió fue: ¿Podría volver a suceder? Y me realicé la pregunta que da comienzo a cada una de mis novelas: ¿Podría escribir una historia sobre eso?”, ha explicado durante un evento “on-line” organizado por la Asociación de Prensa Extranjera de Londres, en la que han participado más de 120 periodistas de todo el mundo.

Regreso al “thriller”

La respuesta a esa pregunta viene ahora en forma de “thriller” sobre una crisis global, con personajes en los Estados Unidos, el norte de África y el este de Asia que luchan por evitar el estallido de la Tercera Guerra Mundial. “Cuando comencé a escribirlo, no sabía cómo terminaría. Y el lector no lo sabrá hasta la última página. Creo que es la historia más fascinante que he escrito”, matiza. “Y espero que nunca se haga realidad, de ahí el título”, añade.

La meticulosidad de la investigación sigue intacta. Entre los detalles que más le han sorprendido descubrir es que, en todo momento, día y noche, el presidente de los Estados Unidos tiene que llevar una pequeña tarjeta con un código que cambia todos los días, que se utilizaría para confirmar la identidad del presidente en caso de que tuviera que llamar al Pentágono para ordenar un ataque nuclear.

Pero con la pandemia, el autor no tenía otra cosa más que hacer que escribir, por lo que todo fue muy rápido. Cuando mostró el primer borrador a su editorial quedaron entusiasmados. Le dijeron “esto hay que sacarlo ya”. Por lo que se puso a trabajar con jornadas maratonianas los siete días de la semana para conseguir la versión final.

A lo largo de sus 40 años de carrera, Follett ya ha desafiado hasta en dos ocasiones las expectativas, cada vez con resultados triunfantes. En una época en la que era casi impensable que una mujer fuera la heroína de un thriller, publicó “El ojo de la aguja”, una historia de espías en tiempos de guerra cuya protagonista era una joven ama de casa con un niño de cuatro años. Y después de diez años de thrillers, volvió a sorprender al mundo con una novela de investigación sobre la construcción de una catedral en la Edad Media, “Los pilares de la Tierra”, que ha vendido 27 millones de copias hasta la fecha.

En esta ocasión, entre los protagonistas hay una joven norteamericana que trabaja en la CIA en el norte de África (su personaje “favorito”), una mujer como presidenta de los Estados Unidos (“es una republicana moderada”), un espía chino y un joven infiltrado en una organización terrorista.

Quiero que esta novela vaya más allá de un thriller, de la misma manera que `El Padrino´ fue más allá de una novela sobre el crimen”, señala el autor. “El Padrino nos llevó a entender la cultura, las bodas y funerales de los mafiosos, en definitiva, nos llevó a entender sus vidas. Y yo quiero ahora hacer lo mismo con estos personajes de backgrounds de lugares muy diferentes del mundo”, concluye. (fin).