Cultura

¿Haz visto alguna vez nacer una obra de arte en directo en Venecia?

¿Te imaginas estar al lado de un importante artista y ver cada uno de sus movimientos y de sus pinceladas?

Bosco Sodi en el Palazzo Vendramin Grimani preparando su obra para el evento en paralelo a la Bienal de Venecia 2022
Bosco Sodi en el Palazzo Vendramin Grimani preparando su obra para el evento en paralelo a la Bienal de Venecia 2022 FOTO: Alicia Romay

Estamos habituados a ir a los museos y a las galerías de arte y admirar las obras terminadas, aún siendo menos común visitar una exposición internacional y coincidir con el artista, también es factible. Lo que no es normal, es acercarse a un reconocido artista y acompañarlo cuando está en la plena creación de su obra, y menos si ésta se expondrá en un evento paralelo a la Bienal de Venecia. Pues esto está pasando en la ciudad de los canales.

El atelier temporal en Venecia de Bosco Sodi

Bosco Sodi, nacido en la Ciudad de México y que vive y trabaja en New York, llegó a Venecia hace unos días y se instaló en el Palazzo Vendramin Grimani de la mano de la Fondazione dell’Albero D’Oro, en dónde está preparando su próxima gran obra. Y digo gran obra porque a Sodi no le gusta lo pequeño, a este artista mexicano le apasiona lo grande, lo que impresiona, lo que no deja indiferente.

Nos encontramos en este histórico palazzo, el que se abrió al público por primera vez después de cinco siglos y nos reconocimos rápidamente por nuestro acento perenne “chilango”: “Nací en la Ciudad de México y viví allí por más de veinte años y soy chilango de naturaleza, pero desde hace veintiséis, he vivido en Madrid, en París, en Barcelona, en Berlín y ahora mi base es New York”. Sobre el tamaño de sus piezas, dice que “siente que la obra grande, en relación con el tamaño del ser humano, la vuelve más fácil de leer, cuando el espectador ve una obra de gran formato le es más fácil vivirla”afirma.

En esta ocasión está preparando diferentes piezas, entre ellas algunas esferas que representarán cada una un país, pero no estarán allí intocables, sino que el público podrá irlas colocando de un punto a otro: “será un juego de países y el espectador podrá moverlas, creando un tipo de danza entre ellas” afirma Sodi en la primera entrevista que concede desde que llegó a la ciudad de los canales y que ha otorgado a La Razón.

“Mi obra es muy democrática, si quito un esfera, podría tener un contexto más político, pero mi obra habla más de la naturaleza”.

Bosco Sodi en pleno momento de creación en el Palazzo Vendramin Grimani
Bosco Sodi en pleno momento de creación en el Palazzo Vendramin Grimani FOTO: Andrea Avezzú

Mis piezas ayudan a reflexionar sobre lo absurdo de las cosas como es el consumismo, la adicción a los electrónicos o la guerra…Es ilógico esto que estamos viviendo, el ser humano ha ido evolucionando y es increíble ver que de repente estemos dando estos pasos hacia atrás. Platicando ayer con otro artista, decíamos que en el pasado alguien te veía mal y te mataba, como en los años de la Revolución Mexicana, pero una de las principales bellezas que diferencia al ser humano del animal, es que hemos ido evolucionando y todos estos conceptos han ido quedando atrás.

“Quiero pensar que mi obra ayuda a conectarse en parte con la naturaleza, con el universo y con otros seres humanos, lo que puede ayudar a evitar una guerra”. Bosco Sodi, Venecia, Marzo 2022.

Bosco cuenta que cuando su carrera empezó a despegar y cuando pudo vivir de lo que hacía, se sintió en la obligación de devolver una parte de la fortuna que tenía, sin referirse a la parte económica: “yo pagaría por hacer lo que hago, esto es una terapia” , y la manera que eligió fue ayudando a sus colegas artistas, ayudando a su país de origen y a un lugar con el que siente mucha conexión como es la Costa Oaxaqueña, exactamente Puerto Escondido, “y decidimos crear esta fundación que invita a artistas de todas las disciplinas, seis artistas a la vez, por un periodo de un mes a tres meses en los que les hospedamos y les pedimos a cambio que realicen un buen proyecto para las comunidades, se trata de un intercambio de conocimientos y de tradiciones por medio del arte, también lo hacemos para mejorar su entorno”.

“El arte te da ciertas herramientas para entender mejor el universo y de esa manera adaptarse más a él” Bosco Sodi

Para sus obras, utiliza materiales orgánicos, y es por eso que al ser tan impredecible el final de cada pieza, siempre le ha interesado el lugar en donde las crea.

“Parte de mi obra, la que he venido a hacer aquí, es para que tenga esta esencia de Venecia, esta humedad, este aire y que se impregne de la energía de este lugar “.

Y aquí, en uno de los salones de este palacio histórico que se asoma al Gran Canal de Venecia, hemos charlado con Bosco Sodi, justo antes de que se pusiera manos a la obra. La lista de sus exposiciones alrededor del mundo es tan larga que no se puede enumerar en un solo artículo. Esta vez, en Venecia sus curadores son Daniela Ferretti y Dakin Hart.

Ferreti se acercó al espacio de trabajo de Sodi durante mi encuentro con el artista y si algo sabe esta mujer veneciana, es sobre arte, por lo que, me imagino, lo que el artista mexicano presentará durante la Bienal de Venecia, será más que inmenso, habrá que verlo ....

Sodi permanecerá trabajando en Venecia hasta finales de marzo en la planta baja del palacio que se ha transformado temporalmente en su particular atelier. Afirma que su forma de trabajar es como un “caos controlado” lo que conlleva a tener resultados irrepetibles.