El Meadows de Dallas vuelve a hablar español

Web del Meadows Museum
Web del Meadows Museum

Después de lograr que la colección de la Casa de Alba fuera la más vista de su historia, el Meadows Museum de Dallas mostrará este otoño una de las colecciones de arte moderno español más importantes del mundo, la de la Asociación Colección Arte Contemporáneo (ACAC). Del total de las 97 obras datadas entre 1915 y 1960 que formarán la exposición, ocho de ellas proceden de la colección del propio museo, con piezas de Miró, Dalí, Picasso, Gris, Blanchard y Julio González. «Es la exposición más importante que se ha hecho hasta ahora de arte moderno español en Estados Unidos. Va a ser una oportunidad de disfrutar de artistas muy conocidos junto con otros que quedan por conocerse pero que son muy importantes», señaló Mark Roglan, director del Meadows.

Este museo, que fue fundado por Algur H. Meadows con la intención de que fuera un «pequeño Museo del Prado en Texas», se ha convertido en «una embajada del arte español en el corazón de Estados Unidos». Toda la vida del museo, sus adquisiciones, sus actividades y sus estudios «giran en torno al arte español», aseguró el responsable. María Corral, directora de la ACAC, colección que se encuentra ubicada en el Patio Herreriano de Valladolid y que fue fundada en 1987 por un grupo de empresas privadas españolas, ha recordado que ésta surgió con la idea de recuperar el arte desarrollado en París por artistas españoles, algo que no se había hecho con anterioridad. «Si se quiere recorrer el arte español desde 1916 hasta 2014, hay que acudir a la Colección», apuntó Corral, quien también recordó que, cuando inauguró el Museo Reina Sofía, del que fue directora, tuvo que «seleccionar 38 obras de esta Colección», porque, si no, no se podía «explicar lo que había pasado en España en esos primeros años del siglo XX».

Entre los artistas seleccionados para viajar a Dallas por Eugenio Carmona, comisario de la exposición, se encuentran Eduardo Chillida, Óscar Domínguez, Pablo Gargallo, Julio González, Antoni Tàpies, Joaquín Torres-García, Josep de Togores y Jorge Oteiza. Junto a ellos, Rafael Barradas, Leandre Cristòfol, Ángel Ferrant, Alberto Sánchez y José Guerrero, que influyeron entre sus contemporáneos tanto en España como en Estados Unidos. A ellos se unen Alfonso Olivares, Pablo Palazuelo, Eusebio Sempere y Martín Chirino. Según Carmona, la trayectoria de la modernidad española no la conocíamos ninguno y hubo de «ser reconstruida con el esfuerzo de los historiadores y galerías, aunque, si no hubiera habido una colección como la de ACAC, no hubiera funcionado».