Con hambre y ansias de fútbol

Se anuncian las cintas españolas que optan a la estatuilla. Los académicos eligen películas tan dispares como «La gran familia española», «Caníbal», «Alacrán enamorado» y «15 años y un día»

El director de cine Daniel Sánchez Arévalo, hoy en Barcelona, durante la presentación de "La gran familia española", su nueva película. La cinta es una de las cuatro preseleccionadas por la Academia de Cine para optar a representar a España en la carrera por el Óscar.

Dos cintas con la carrera comercial hecha y otras que aguardan en capilla. Este año, un empate ha propiciado que la terna no esté formada por un trío, sino por un cuarteto que se deshará el 25 de septiembre cuando la Academia decida a quién envía para que sea preseleccionada para los Oscar. Los académicos no han podido votar de forma más dispar, pues caben desde propuestas dirigidas al gran público como «La gran familia española», que se estrena el viernes, hasta cine tan personal como el «Caníbal» de Martín Cuenca. Precisamente el director de la primera, Daniel Sánchez Arévalo, conoció la noticia durante la rueda de prensa de presentación del filme en Barcelona. Inspirado por su propia película, usó un símil futbolístico: «Esto ha sido como meter un gol, pero hay que ganar el partido».

Adolescentes y boxeo

Pase lo que pase, seguro que esta nominación ayuda en la taquilla a este título con un reparto coral en el que están algunos de los actores favoritos del realizador, como Antonio de la Torre y Quimo Gutiérrez. Un eufórico Martín Cuenca declaró desde el Festival de Toronto, donde su cinta participa antes de competir en San Sebastián, que «es hermoso compartir este momento con directores de tu país que ofrecen miradas distintas, lo que supone una riqueza enorme», señaló a Ep. El director considera que este «thriller» psicológico es, «muy español, muy de tu tierra, lo que puede ser muy universal».

Literalmente por sorpresa le tomó esta nominación a Gracia Querejeta, pues no sabía que se anunciaban ayer las películas candidatas. La realizadora, que ya triunfó en el pasado Festival de Málaga, donde obtuvo la Biznaga de Oro con este mismo título, asegura que «es una noticia estupenda que anima a seguir trabajando en esta serie de proyectos». Aunque no se imagina subiendo a recoger el galardón, considera que su propuesta sería entendida al otro lado del Atlántico: «Se trata de una película deslocalizada, que podría desarrollarse en cualquier país occidental y apta para cualquier público, pues habla de la visión de los adultos sobre la adolescencia y lo hace de una manera muy emocional y universal». «Alacrán enamorado» es el otro filme de la terna que lucha por dialogar con el público sin perder una voz propia. Carlos Bardem, autor de la novela en que está basada y uno de los actores del reparto, asegura que «la verdad del cine no está en los Oscar ni en ningún otro premio», pero confía en que la cinta pueda reestrenarse después de su discreto paso por taquilla, que el creador achaca a que «fue el primer fin de semana de sol después de un duro invierno, además de la triste situación de la distribuidora Altafilms». Los votantes parecen tenerlo más difícil que nunca para optar entre sus preferencias o aquello que opinan que puede ser bien visto en Hollywood.

Las cuatro cintas en liza

- «La gran familia española», el pequeño de cinco hermanos decide casarse con su novia embarazada y, justo, coincide con que España juega la final del Mundial de Suráfrica.

- «Alacrán enamorado»: un joven (Álex González) escapa a través del boxeo de su entorno neonazi, que supone la confirmación del director Santiago Zannou.

- «Caníbal»: protagonizada por el sastre más famoso de Granada (interpretado por Antonio de la Torre) se alimenta de la carne de mujeres desconocidas.

- «15 años y un día»: A Jon, un adolescente rebelde y conflictivo, su madre (Maribel Verdú) lo envía a vivir con su abuelo, que es un veterano de la guerra de Bosnia.