Estreno

David O’Russell: «Con ‘‘Joy’’, Lawrence se ha convertido en la líder»

David O’Russell / Director. Con una aplaudida Jennifer Lawrence (nominada a los Globos de Oro) en el papel de la inventora de la Fregona Milagrosa, el realizador ha logrado colarse en la carrera de las estatuillas con una cinta que gira en torno a la determinación de una mujer y en la que repiten junto a O’Russell, Bradley Cooper y Robert De Niro

Jennifer Lawrence es una de las actrices más reclamadas en este momento debido a sus interpretaciones. En «Joy», vuelve a lucirse
Jennifer Lawrence es una de las actrices más reclamadas en este momento debido a sus interpretaciones. En «Joy», vuelve a lucirse larazon

David O. Russell vuelve a reunir en «Joy» a Bradley Cooper, Robert de Niro y a su actriz fetiche, Jennifer Lawrence, que ya está nominada a los Globos de Oro y, para muchos, es la más firme candidata a ganar el Oscar por su interpretación de la mujer que creó la «Miracle Mop» (la fregona milagrosa)

Para David O.Russell no hay nada mejor que un actor que esté dispuesto a darlo todo. Quizás por este motivo le guste repetir con los mismos una y otra vez para poder extraerles todo su jugo interpretativo. Mark Wahlberg , Christian Bale, Robert de Niro, Bradley Cooper y Jennifer Lawrence son los afortunados de repetir con el director y guionista neoyorkino. Estos tres últimos le acompañan de nuevo en «Joy», un filme que Russell también ha escrito basado en la vida de Joy Mangano, inventora de la Fregona Milagrosa (Miracle Mop). La película ya suena como posible postulante a los próximos Oscars tras la nominación a los Globos de Oro como mejor comedia. El cineasta lleva unos años dorados: «El lado bueno de las cosas» fue nominada en ocho categorías, llevándose el Oscar a la mejor actriz (Jennifer Lawrence) y al año siguiente «La gran estafa americana» consiguió diez nominaciones, aunque no se llevó ninguna estatuilla. No muchos personajes en Hollywood pueden presumir de lo mismo.

–¿Qué es lo que le llamó la atención de esta historia?

–La idea de una mujer que es capaz de inventar algo y sacarlo adelante ella sola me pareció fascinante. Era muy diferente a todo lo que había dirigido hasta ahora. En ninguna de mis películas anteriores era la principal protagonista y la conductora de la historia. Es interesante tener un filme cuyo núcleo es una fémina y hay actores masculinos que son satélites de su historia y se sienten cómodos con este papel. Como bien dice Joy al principio de la película, no necesita un príncipe.

–La película es bastante innovadora en ciertos aspectos. ¿Cuáles han sido los retos con los que se ha encontrado y la forma de solucionarlos?

–Hubo bastantes. El primero de todos creo que es, sin duda, el que esté basada en una mujer, que ella sea la protagonista, que sea su historia. Alguien que inventa una fregona revolucionaria para la época. Para mí cada película gira en torno al mundo que recreas. He usado música y metáforas en el filme que llevaba mucho tiempo queriendo utilizar. Relatar la vida de un personaje desde niña hasta la edad adulta es algo que me llenado. Eso es para mí el cine.

–¿Puede hablar de su relación laboral con Jennifer Lawrence?

–Me siento testigo directo de su crecimiento como persona y como actriz. Tenia veinte años cuando trabajamos por primera vez en «Silver Lining Playbook». Jennifer no sabía, ni tenía noción alguna, de lo que significaba ser famosa. Recuerdo que le preguntaba a Robert De Niro y Bradley Cooper qué se sentía cuando la gente te reconocía por la calle. Cuando rodamos esta cinta, «Los juegos del hambre», aún no se había estrenado. Es una chica impredecible, un espíritu libre y con mucha vida, es interesante ver cómo ha sido capaz de canalizar todo eso a través de la interpretación de una forma muy genuina. Es una actriz muy espontánea y he visto cómo le ha venido el éxito y cómo ha sabido llevarlo muy bien. En «Joy» fui testigo de cómo ha sabido convertirse en la líder, ha sido increíble ver su evolución.

–¿Qué considera que la diferencia del resto de actrices?

–Creo que es como una atleta. Tiene un don, pero aun así ha tenido que trabajar muy duro para conseguirlo y ganar el respeto de la gente. Tiene una pureza especial. Si posees un don has de ser capaz de desarrollarlo o nunca saldrá a la superficie pero ella lo ha sabido hacer. Es una persona muy emocional e intuitiva.

–¿Quién le ha inspirado a usted para darle forma al personaje de Joy?

–Varias personas. Mi madre por un lado. También Lilian Vernon que fue la persona que creó la compra por catálogo en los años cincuenta. Comenzó su negocio vendiendo cosas para la casa. La mayoría de la inspiración viene de la propia Joy Mangano.

–¿Mantuvo conversaciones con Joy Mangano para profundizar en su personaje?

–Sí, le hice muchas preguntas. Me interesó preguntarle cómo se le ocurrió crear la idea de la fregona. Por aquel entonces era una mujer recientemente divorciada con dos hijos trabajando para Eastern Air Lines. Se divorció de su marido que era cantante porque no podía mantener un trabajo más de un mes. Aun así vivía aún con ella, en la planta baja de la casa. Iba y venía. Él era el soñador y ella la práctica de la pareja, la que sacaba las castañas del fuego.

–Imagino que a estas alturas se habrá convertido en un expertos en fregonas.

–Lo soy (risas). De hecho, de pequeño limpiaba casas. Lo hice durante unos cuantos años cuando era un adolescente para ganarme un dinerillo. Era un trabajo duro.

–¿Por qué eligió a Edgar Ramírez para interpretar al marido de Joy?

–Es un tipo muy especial. Le vi en la serie «Carlos» y me fascinó. Es un hombre con una cara muy masculina pero a la vez tiene un lado muy tierno. Normalmente siempre interpreta a tipos duros por eso me pareció que interpretar al marido de Joy sería interesante para poder ver su lado vulnerable.

–Bradley Cooper ha trabajado con usted también con anterioridad, al igual que con Jennifer Lawrence. ¿Ha sido testigo de su crecimiento como actor de éxito en los últimos años?

–Tengo el honor de poder considerar a Bradley mi amigo personal y colaboramos juntos en muchas ocasiones. No es sólo un actor increíble sino también una persona maravillosa. Su carrera le está yendo muy bien y está demostrando su valía.

–¿Qué significa para usted trabajar con los mismo actores de nuevo?

–Existe una confianza que ayuda a que las cosas vayan con más fluidez. Por ejemplo, con Robert de Niro ha sido interesante porque creo que encontramos un lado de él que no hemos visto en otras películas suyas, y lleva ya actuando muchos años. Me parece que cuando hay buena química con ellos y ya los conoces, puedes sacar cosas que sería imposible si fuera la primera vez que trabajamos juntos.

El detalle

Una chica «mística»

Parece que la actriz que emergió como ídolo juvenil en la saga «Los juegos del hambre» ha pasado a colocarse con un papel fijo en la no menos popular franquicia de «X-Men». Para «Apocalypse», la nueva cinta del fenómeno Marvel que se estrena este año, Jennifer Lawrence vuelve a interpretar a Mística. Ya lo hizo en 2011 con «La primera generación» y en 2014 en «Días del futuro pasado», recogiendo el testigo de Rebecca Romjin, que interpretó a esta heroína entre 2001 y 2006. Lawrence protagoniza este año otra película de ciencia ficción, «Passenger», en la que dará vida a una mujer que vive un épico romance espacial con otro pasajero de una nave que, en el curso de un viaje de colonización a otro planeta, colapsa. Sólo dos pasajeros sobreviven en cámaras de sueño, de las que despiertan 90 años después.

De puerta a puerta

Joy Mangano empezó vendiendo su «Miracle Mop» de puerta a puerta. Lo inventó tras sentirse frustrada por el duro trabajo de limpiar la casa. Pero fue en televisión donde estalló el fenómeno. Joy se lo jugó todo en 1992: invirtió en un anuncio televisado. En la primera media hora posterior a la publicidad logró vender 180.000 unidades. Una década después su empresa generaba ganancias de 10 millones anuales de dólares.