Cine

Rob Lowe: «Ahora busco papeles que la gente recuerde»

El actor Rob Lowe, que en los últimos años se ha centrado en las series televisivas, y que participa como secundario en el filme "Sex Tape", que se estrena el próximo viernes en los cines españoles, asegura que en esta etapa de su carrera busca "papeles que la gente recuerde cuando acabe la película".

Rob Lowe, conocido por su papel de Sam Seaborn en la aclamada serie de la NBC "El ala oeste de la Casa Blanca", ha señalado a Efe en Barcelona que en la comedia "Sex Tape. Algo pasa en la nube", protagonizada por Cameron Diaz y Jason Segel, interpreta a un secundario, "un tipo de personajes que cuando tienen su momento, deben enamorar a la gente al instante".

La película, dirigida por Jake Kasdan, presenta a Jay (Segel) y Annie (Diaz), un matrimonio consolidado que tras diez años de relación y dos hijos en común deciden grabar un vídeo erótico casero para intentar recuperar la chispa de su desfallecida pasión.

Por su parte, Lowe interpreta a Hank Rosenbaum, ejecutivo de una multinacional de valores tradicionales y chapado a la antigua al que Annie ha prestado su iPad durante el fin de semana mientras decide sobre si va a comprar su blog, una tableta que contiene el vídeo erótico y que el matrimonio intentará localizar en su casa y borrar la cinta por todos los medios.

"Se trata de una película provocadora"ha asegurado Lowe, quien ha añadido que, en "Sex Tape", los actores "se tiran de cabeza a la piscina", algo que, con el sexo de por medio, puede escandalizar al público, sobre todo al estadounidense que, resalta, es "muy recatado"en asuntos eróticos.

Lowe indica que esta vez interpreta a "un nuevo tipo de ejecutivo"con mucho poder y que presenta "una faceta pública y otra privada"completamente distintas, ya que esconde un secreto, un personaje que, según el actor, está inspirado en un directivo real cuyo nombre no puede desvelar.

"El guión de la película es fantástico, pero creo que también ha sido importante la improvisación"en el rodaje, y en este sentido ha desvelado, sobre la recreación de su personaje, que "me gustaba que fuera muy imprevisible y original. Era una oportunidad singular".

En una delirante escena de la película este ejecutivo "singular"y "espontáneo"esnifa droga junto al personaje de Diaz, dando como resultado una "de las secuencias más divertidas"de rodar de toda la carrera del actor, según confiesa Lowe.

"En el momento de la grabación llevábamos 12 horas rodando, estábamos exhaustos y eso nos ayudó para interpretar el 'colocón", explica el actor, que admite que le gustaría "dar más vida a este personaje infantilizado"si se hiciera una secuela de la película.

Lowe, que a sus 50 años se muestra muy activo y vital, manifiesta que ahora se siente "como nunca antes"se había sentido y muestra su intención de dedicarse mucho más tiempo al teatro, una rama del arte escénico que le "fascina".

Haciendo repaso a su trayectoria, Lowe constata que "sin duda los puntos clave de mi carrera han sido el papel que hice en la película "Rebeldes"(The Outsiders), en la que se dio a conocer, y la serie "El ala oeste de la Casa Blanca".

"Se lo debo todo a Fred Ross", un productor de Francis Ford Coppola que llevó el casting de muchas de las películas del afamado director y que en "Rebeldes""me descubrió como actor", junto a otros actores de su generación, como Tom Cruise, Matt Dillon o Patrick Swayze, apunta un agradecido Lowe.

Rob Lowe, que entre su abanico de personajes cuenta con figuras tan distintas como John F. Kennedy en "Killing Kennedy"o un alocado cirujano plástico en "Detrás del Candelabro", afirma que en este momento de su carrera siempre busca "papeles que la gente recuerde y hable de ellos cuando acabe la película y salga del cine".

Algo que espera que también suceda con su interpretación del personaje de antiguo campeón de tenis metido a profesor de este deporte en "The Pro", una nueva serie cómica de la cadena norteamericana NBC que aún no se ha estrenado.