Descubren el origen de las misteriosas líneas de Nazca en Perú

Los expertos sugieren que podrían estar relacionados con antiguos rituales para llamar la atención de los dioses y atraer las lluvias

Imagen de un geoglifo que representa a un colibrí
Imagen de un geoglifo que representa a un colibrí

Los expertos sugieren que podrían estar relacionados con antiguos rituales para llamar la atención de los dioses y atraer las lluvias

Los dibujos en el desierto de Nazca (Perú) están más cerca de tener una explicación. Los científicos que estudian las famosas "líneas de Nazca"han identificado las aves que aparecen en las marcas gigantes, lo que podría resolver el misterio de por qué se hicieron. Los expertos sugieren que podrían estar relacionados con antiguos rituales para llamar la atención de los dioses y atraer las lluvias.

Las líneas de Nazca forman más de 2.700 formas geométricas, líneas e imágenes de plantas y animales grabados en la arena del desierto. Fueron creados hace entre 1.300 y 2.400 años, mucho antes de la creación de la ciudad inca de Machu Pichu y han llamado la atención de los científicos debido a la perfección de las creaciones, que nunca pudieron ver porque sólo se pueden observar desde las alturas y nunca tenían forma de ver cómo habían quedado.

Muchas han sido las teorías y las explicaciones que se han dado pero todas sin base científica. En un intento por resolver el misterio, los investigadores dirigidos por la Universidad de Hokkaido estudiaron exhaustivamente 16 imágenes de aves. Pudieron corregir la clasificación de una de las figuras de un cormorán a un pelícano y revelar que un glifo de "colibrí"es específicamente un tipo de pájaro ermitaño. Curiosamente, las aves identificadas no vivían en el desierto de Nazca, sino que venían de zonas más lejanas del país.

Cada figura, la mayor de las cuales tiene 370 metros de largo, se realizaron a partir de una sola línea grabada en el suelo del desierto y ha sobrevivido todo este tiempo gracias al aislamiento de la región, al clima seco y a la ausencia de viento.

Para entender exactamente por qué el pueblo de Nazca realizó las figuras, primero es necesario comprender exactamente qué representa cada geoglifo. Masaki Eda, del Museo de la Universidad de Hokkaido en Sapporo, Japón, y sus colegas compararon los 16 glifos de Nazca de aspecto aviar con aves reales para intentar identificar mejor cada uno. "Hasta ahora, las aves en estos dibujos han sido identificadas en base a impresiones generales o a unos pocos rasgos morfológicos presentes en cada figura", afirmó Eda.

Cabe destacar el hecho de que, aunque las aves identificadas existen en Perú, se encuentran en diferentes partes del país, pero distantes de la zona de los geoglifos. Los ermitaños son un grupo pequeño de aves de la familia de los colibríes, pero en Perú se distinguen por sus colas largas y puntiagudas, que contrastan con las colas en forma de abanico o horquilla de otras familias de colibríes. Viven en los bosques que bordean las laderas orientales de los Andes, mientras que los pelícanos viven en las costas cerca de Ecuador, en el norte.

"La gente de Nazca que dibujó las imágenes pudo haber visto pelícanos mientras recolectaban comida en la costa", indicó Eda. "Nuestros hallazgos muestran que dibujaron aves exóticas, no aves locales, y esto podría ser una pista de por qué fueron las primeras que dibujaron", agregó. Hay otros geoglifos que podrían representar a cóndores y flamencos. Sin embargo, no existen suficientes elementos comunes con estas aves para poderlo afirmar con rotundidad.