Cine

Dibujando a Orson Welles

Mark cousins descubre en este documental una de las facetas más desconocidas y creativas del versátil director de «Ciudadano Kane».

Mark cousins descubre en este documental una de las facetas más desconocidas y creativas del versátil director de «Ciudadano Kane».

Antes de ver el mundo a través de sus ojos, Orson Welles comenzó a describirlo a través de sus manos. Este niño prodigio, hijo de una pianista y responsable directo del pánico producido en el corazón de miles de oyentes que vieron peligrar su vida por la supuesta invasión de unos extraterrestres, tuvo una vida profesional lo suficientemente apasionante y apasionada como para caer en el intento de analizarla desde diferentes ópticas. El documentalista y divulgador cinematográfico Mark Cousins ha elegido una hasta el momento desconocida para vertebrar la vida y la obra de una de las figuras más controvertidas y peculiares del siglo xx a través del documental «La mirada de Orson Welles».

La línea, el garabato y el pincel se transforman durante este relato de casi dos horas de duración en las herramientas de construcción del perfil de Welles y es que, de forma reveladora, en este proyecto se desgranan las aristas de una ambición teatral, una audacia visual y una conciencia energizante fruto de haber nacido en la Gran Depresión Americana que el estadounidense plasmó desde los nueve años hasta el final de sus días a través de múltiples dibujos. Lejos de parecerse a una biografía, «La mirada de Orson Welles» constituye un homenaje que se distancia de la sobredimensión fanática para acercarse a un análisis original y sensible sobre el alcance del tiempo y la vigencia que muchas de las ideas de Welles tienen en la actualidad. No es de extrañar la intimidad con la que se cuenta y derrama esta historia que nace, en realidad, de un descubrimiento casual del propio Mark Cousins: «Fui a un almacén en Nueva York y mira lo que encontré en una caja; dibujos, muchos de los cuales no habían salido nunca a la luz. El cuaderno de bocetos de tu vida», interpela de forma directa al recuerdo del director.

Hombre libre

Todas las personas y lugares que cautivaron al de Wisconsin, desde el rodaje de «Ciudadano Kane», pasando por los escenarios de «Campanadas a medianoche» o la inmortalidad de la clásica adaptación de «Machbeth» quedan atrapadas para siempre entre las páginas de unos cuadernos plagados de garabatos, ilustraciones e imágenes que se convirtieron en el depositario artístico de su mirada. La luz de sus películas cobraban vida gracias a sus dibujos y eso es lo que Cousins ha querido mostrar con este canto de amor sin parches por alguien que «rezó por los hombres libres que se condenan a sí mismos». Casi un total de mil ilustraciones componen un documental que está narrado de forma epistolar por un director, Cousins, que lleva toda la vida analizando al amparo de la «BBC Two», su propia mirada a través de la mirada de los otros.