Frances McDormand reina en la noche de las mujeres

Frances McDormand recibió el Globo de Oro a mejor actriz por su trabajo en «Tres anuncios en las afueras»
Frances McDormand recibió el Globo de Oro a mejor actriz por su trabajo en «Tres anuncios en las afueras»

Estaba claro que los de 2018 no iban a ser unos Globos de Oro rutinarios, de discursos manidos de agradecimiento y palabras sobre cine, solo de cine. Desde hacía tiempo se venía gestando una gala altamente reivindicativa con las mujeres como grandes protagonistas. «El caso Weinstein» y la ola de denuncias por acoso sexual en Hollywood habían derivado en un movimiento total (el del #MeToo) contra el acoso y por la equiparación de hombres y mujeres, liderado por, entre otras, las actrices Jessica Chastain y Reese Witherspoon. Desde la alfombra roja de esta 75 edición de los premios que entregó ayer la Asociación de la Prensa Extranjera en Hollywood, las mujeres se hicieron con todos los flashes y no solo por sus «looks». Todas iban de negro –ellos también–, marcando el mensaje al que se han adscrito las intépretes por la paridad y contra la violencia de género, en la industria y en todo el mundo. Además, muchas (y muchos) usaron chapas con lemas como «MeToo» y «Time’s Up», el otro gran reclamo de la velada: «El tiempo se ha acabado» o, si se quiere, «hasta aquí hemos llegado».

Weinstein, abucheado

Ya dentro del Beverly Hilton, la ceremonia siguió dicha tónica reivindicativa, y la noche llegó a su momento culmen cuando la todopoderosa y admirada Oprah Winfrey se levantó entre una ovación que duró varios minutos para recoger el premio Cecil B. DeMille a toda su carrera. Se despidió con otra ovación cerrada y lágrimas en los ojos de algunos de los asistentes. Otra grande, Barbara Streisand, mostraba asombro al enterarse que ella era la única mujer que había ganado un Globo de Oro a la mejor directora. Fue por «Yentl» en 1984. No lo hizo tampoco una fémina este año (se lo llevó Guillermo del Toro por «La forma del agua»), pero varias protagonizaron la noche: Frances McDormand, que da vida a una mujer fuerte en un pueblo de Misuri, reinó con el premio a mejor actriz por «Tres anuncios a las afueras», que ganó también mejor película. Greta Gerwig, musa del «indie» norteamericano, fue otra de las grandes vencedoras con «Lady Bird», película que ha dirigido y escrito. Y Saoirse Ronan, su protagonista, se llevó el Globo a la mejor actriz de comedia. La sombra de Harvey Weinstein sobrevolaba el evento, pero solo el presentador de la ceremonia, Seth Meyers, lo mencionó: «Volverá en 20 años para convertirse en la primera persona a la que abuchean en la sección de los fallecidos». La audiencia reaccionó haciéndolo por adelantado al que fuera el productor con más peso en la industria durante décadas. Con anterioridad a la ceremonia, la plataforma «Time’s Up» anunció que algunas actrices llevarían consigo a feminista y activistas. Así, Michele Williams acudió, por ejemplo, junto a la creadora del hashtag #MeToo, Tarana Burke, y Emma Stone con Billie Jean King, la tenista a la que dío vida en «La Batalla de los Sexos» y que es una conocida activista por las mujeres y los derechos de los homosexuales.

Tal vez no fue la gala más cómoda para los hombres, relegados a un segundo plano ante la aplastante marea de vestidos negros. Seth Meyers ironizó con ello: «Comenzamos una nueva era. Es la primera vez en años que veo al hombre blanco nervioso en Hollywood». Por su parte, cuando Ron Howard y Natalie Portamn anunciaron al mejor director y la actriz aprovechó para recordar la falta de mujeres («Aquí están todos los hombres nominados a mejor dirección», dijo), a Howard se le vio soltar una risa nerviosa. Pero sí hubo un par que lograron resaltar fueron Kirk Douglas y James Franco, ganador a mejor actor de comedia por «The Disaster Artist».