Giovanni Troilo: «Mi descalificación fue una salida para el World Press Photo»

Las investigaciones revelaron que el pie de foto de una de las fotografías mentía sobre la localización de la imagen

Fotografía de la serie La Ville Noire
Fotografía de la serie La Ville Noire

Considera que la prensa tiene un pacto no escrito que prohíbe «contar la parte enferma de Europa».

El fotógrafo Giovanni Troilo entiende que la retirada de su primer premio del World Press Photo "fue una salida estratégica"para la organización del certamen tras la polémica por su trabajo sobre Charleroi (Bélgica), imágenes que se verán en el Festival DOCfield de Barcelona hasta el 15 de julio.

Cuando la serie fotográfica "La Ville Noire: el corazón oscuro de Europa"fue galardonada con el primer premio en la categoría "Temas Contemporáneos", el alcalde socialista de Charleroi, Paul Magnette, exigió que World Press Photo descalificara el reportaje del fotógrafo italiano.

Después de las denuncias del alcalde y de las críticas de una parte de la comunidad fotográfica, que cuestionaba si el trabajo del italiano era realmente fotoperiodístico, el jurado del World Press Photo investigó en profundidad las imágenes de Giovanni Troilo.

Las investigaciones revelaron que el pie de foto de una de las fotografías mentía sobre la localización de la imagen, ya que se había tomado en Molenbeek -barrio de Bruselas en el que se detuvo al yihadista huido de París Salah Abdeslam- y no en Charleroi, por lo que Troilo fue descalificado y se le retiró el galardón.

Giovanni Troilo considera que la prensa tiene un pacto no escrito que prohíbe "contar la parte enferma de Europa", pero él, que se define a sí mismo como "un outsider"de este sector, no conocía "las reglas del juego", por lo que su trabajo "hizo saltar la alarma en el fotoperiodismo y en la política", ha alegado en una entrevista con Efe.

"Mi reportaje quería ser una herramienta para reflexionar sobre lo que estaba pasando en Europa. El hecho de que fuera Charleroi era solo un punto de partida, por eso las personas retratadas no eran fácilmente reconocibles, porque quería dejar a la luz la ambigüedad de la imagen", ha justificado el fotógrafo ganador del "People photographer of the Year 2015", de Sony World Photography.

Troilo ha constatado que ha sido "objeto de una violencia inaudita": "Un conocido mío me invitó una tarde a tomar un café para que desconectara de todo lo que me estaba pasando, pero cuando llegué a la cafetería, apareció con una grabadora y me pidió una entrevista para el 'Internazionale'", ha lamentado el fotógrafo.

Pese a las consecuencias personales para él, Troilo ha apuntado que su descalificación "fue una bomba", ya que ha provocado que "La Ville Noir"diera la vuelta al mundo en una semana y se hicieran exposiciones en lugares como Malasia y Australia.

En ese sentido, el Festival de Fotografía Documental DOCfield, que se celebra en Barcelona, acogerá el trabajo de "La Ville Noir: el corazón oscuro de Europa"hasta el 15 de julio en el Centro Cultural Espronceda.

Troilo ha remarcado que su trabajo estaba en "la zona gris del reglamento"y espera que, a partir de su descalificación, "la zona gris se convierta en un jardín en el que puedan entrar historias con nuevos lenguajes".

El fotógrafo italiano ha argumentado que se siente "totalmente libre de mezclar los lenguajes", porque cree que lo más importante "es explicar una historia escondida bajo el terreno"y "encontrar una forma eficaz para que salga a la luz".

"¿Quién cree que el fotógrafo puede ser el embajador de la verdad? Pensar que la verdad con la "uve mayúscula"viene de una sola persona me parece realmente pretencioso. En cambio, a través de la ficción, haces que la verdad se manifieste de la manera más explosiva posible", ha alegado el fotógrafo.

Giovanni Troilo considera que "el fotoperiodismo clásico ha muerto"porque la lógica actual de los medios es enviar a un fotógrafo dos días, sin conocer el lugar y con un "fixer"que le dirá por donde tendrá que ir, lo que convierte al fotoperiodista en "un turista de la imagen", ha aseverado.

El fotógrafo ha avanzado que está preparando un documental sobre Charleroi para la televisión italiana pública RAI, así como una película sobre la misma ciudad belga. Efe