Cultura

El grave fenómeno meteorológico que hundió a los mayas

La sociedad propició grandes avances gracias a los estudios en múltiples ámbitos

La pirámide principal de Chichén Itzá
La pirámide principal de Chichén Itzá

El nivel de avance actual en el mundo cuenta con múltiples investigaciones a lo largo de la historia. Gracias a la curiosidad humana desde el principio de los tiempos podemos contar hoy en día con un nivel de avance sin igual. Así, múltiples civilizaciones han estudiado miles de sucesos hasta el punto en el que nos encontramos.

Una de las más prosperas que han existido a lo largo de la historia surgió en lo que hoy en día sería la zona del actual México. Los mayas consiguieron ser todo un referente en el lugar avanzando en algunas materias cuando todavía en otros lugares como Europa se desconocían.

Sin embargo, una serie de sucesos consiguieron acabar con esta próspera civilización. Ahora, una investigación reciente realizada por la Universidad de California ha conseguido encontrar lo que parece ser uno de los problemas principales a los que se vieron enfrentados los mayas en el siglo XV.

Problemas en la capital

Hacia el año 1.200 una ciudad de la región de Yuctán, Mayapán, se convirtió en capital de esta sociedad. Gracias a su gran actividad tanto comercial como agrícola los mayas decidieron que el enclave fuera el centro de poder tras su crecimiento exponencial.

Rodeada por una imponente muralla de nueve kilómetros y con una gran pirámide, Kukulkan, en el centro de la ciudad esta se convirtió en todo un referente. Incluso, fuera de las murallas la ciudad se expandía gracias a la gran cantidad de oportunidades que la urbe ofrecía a todos los habitantes del imperio.

Ciudadanos o trabajadores de otros lugares acudían a la ciudad en busca de prosperidad. Así, Mayapán logró albergar a hasta 20.000 personas en su territorio, todo un logro en aquellos siglos.

Como hemos mencionado anteriormente su principal actividad era la agricultura aunque también destacaba la pesca, la caza o la cría de animales domésticos. Pese a esta gran prosperidad sucedería un terrible fenómeno que pondría en jaque la capital y el futuro de esta increíble civilización.

Tras más de 200 años siendo la capital la zona se enfrentó a una sequía nunca vista. Debido a su gran dependencia de la agricultura la falta de lluvias durante un prolongado lapso de tiempo consiguió que la zona se resintiese como nunca antes.

Los investigadores de la Universidad de California han destacado en su análisis que pese a existir muchos problemas en el Imperio maya esta sequía tuvo gran parte de culpa. Así, las condiciones de vida extremas por culpa de la falta de alimento como en el pasado llevaron a un colapso total de la ciudad que favoreció escenarios desfavorables.

“Ante la dependencia de el maíz y la falta de reservas a largo plazo junto a la falta de riego el sistema sociopolítico liderado por élites familiares que competían por sus intereses favoreció el colapso”, exponen los investigadores.

Sin embargo, pese a colapsar la capital el imperio aguantaría todavía un tiempo más. Según los expertos gracias a la posibilidad de moverse a otras ciudades de estados más pequeños e independientes se pudo salvar parte de la organización política. Esto, además, es lo que encontrarían los europeos a partir del siglo XVI tras su llegada al territorio.

Las peleas entre élites fueron, así, el principal problema en todo el imperio. Pese a ello, fenómenos como esta sequía en el siglo XV favorecieron el colapso total de los mayas que verían como poco a poco su poder desaparecía.

Llegados a este punto, cabe destacar que los investigadores han utilizado este estudio para poner de relieve los problemas que podría comportar el cambio climático. Sequías u otros fenómenos meteorológicos podrían propiciar en los próximos años en múltiples zonas del planeta cambios importantes que favorezcan mayores preocupaciones a los habitantes.