Historia

La leyenda negra de Hernán Cortes fue un invento del siglo XIX

La Academia de la Historia inicia hoy un ciclo de conferencias en el que se abordará la controvertida figura del conquistador español

Encuentro de Hernán Cortés y Moctezuma en un grabado.
Encuentro de Hernán Cortés y Moctezuma en un grabado.

La Academia de la Historia inicia hoy un ciclo de conferencias en el que se abordará la controvertida figura del conquistador español

Cuando parece que se empieza a hacer justicia y se va logrando extirpar la maldición de la Leyenda Negra que soporta España desde hace cinco siglos, vino López Obrador a echar más leña al fuego abriendo un debate tan injusto como profundamente anacrónico y, sobre todo, alejado del rigor histórico que se le debe suponer a un dirigente público. Se sigue ofreciendo con ello una visión simplista de un personaje tan complejo y trascendente como Hernán Cortés, (Medellín –Badajoz- 1485, Castilleja de la Cuesta –Sevilla- 1547), reducido así a simple conquistador sin escrúpulos. Conquistador, descubridor, fundador, capitán general y escritor, Cortés es una de esas figuras históricas no exentas de polémica que siempre gozan de actualidad y ésta se acrecienta ahora con motivo de la conmemoración del V centenario de la conquista de México, iniciada en 1519, empresa en la que Cortés invirtió la totalidad de su hacienda. Con este motivo, la Real Academia de la Historia, en colaboración con el Ministerio de Cultura y Deporte, inicia el Ciclo de Conferencias “Hernán Cortés”, coordinado por Carmen Iglesias, directora de la RAH. Cuatro conferencias que tendrán lugar en la sede de la Academia hasta el 28 de junio. Enrique Krauze, de la Academia Mexicana de la Historia, inaugura hoy viernes el ciclo con “La imagen de Hernán Cortés, a través de los siglos”, presentada con la presencia del ministro de Cultura, José Guirao.

Aunque no pasó por la universidad, Cortés había adquirido en Salamanca cierto dominio de la lengua latina y del discurso, como demostró con sus famosas “Cartas de Relación” y un buen conocimiento de las leyes. Ya en América, demostró no sólo su genio militar sino sobre todo la amplitud de su talento político. Lograda la conquista de México, fue nombrado por cédula de 15 de octubre de 1522 “gobernador y capitán general de la Nueva España”. A partir de ese momento, aquellas tierras se abrieron a los saberes y las ciencias del Viejo Continente, que pasaron al Nuevo Mundo en las rutas de lo que constituyó una primera globalización en la que Cortés estimuló el mestizaje entre españoles e indios.

La idea de Krauze es “hacer un recorrido de la historia de México y la imagen de Cortés a lo largo de cinco siglos, explicar por qué es una imagen que está en el centro de la querella histórica de México, por qué es conflictiva desde siempre”. Y lo es, “primero porque conquistó una civilización en muchos aspectos avanzada de pueblos y de culturas que ha persistido en México y en otros lugares de América Latina, tanto en sí misma como a través del mestizaje. La memoria viva de esa civilización –explica- es muy profunda, muy fuerte”. Por otro lado –continua- “hay un aspecto constructivo y positivo, una etapa fructífera de exploración, de creación de instituciones políticas, jurídicas, de construcción ciudades, de caminos cuya huella también está en México. Una herencia conflictiva, pero también muy rica y evidente”. Y apunta: “Esta conmemoración es una gran oportunidad para revisar y debatir estos temas. Yo estoy muy lejos de la visión “indigenista”, pero también lo estoy de la “hispanista” –afirma- , creo que es el lugar correcto para colocarse es el conocimiento histórico objetivo de lo que ocurrió y ahí nos encontramos siempre dualidades, luces y sombras. Su faceta constructiva creó un nuevo orden que yo subrayo. Ese orden perduró y se llama México”. Respecto a las declaraciones de López Obrador, “me parecieron anacrónicas y tengo la impresión de que a él también y ya no insiste tanto. Espero que no persista en una utilización política de la historia, que es un saber y una rama fundamental del conocimiento y no debe ser utilizada como un instrumento político”, concluye.

Para Manuel Lucena Giraldo, académico de la Historia, Cortés es un “pionero de la globalización porque los efectos de sus acciones aún persisten en la apertura de nuevos mundos. Los españoles de siglo XVI, Cortés entre ellos, abrieron una expansión mundial de la cual somos directos herederos”. Para él, “Cortés fue un fundador de ciudades, un político y un diplomático y sólo secundariamente un conquistador como hombre de armas. Esa versión indigenista, militarista de Cortés y de España como imperio es falsa totalmente, un invento del siglo XIX”, afirma rotundamente. Dicho de otro modo: “La conquista la hicieron los nativos americanos, los grupos de naciones indígenas, enemigos de los aztecas, que eran un imperio militarista radical. El culto a la guerra, las prácticas de canibalismo son elementos cruciales para entender la cosmovisión azteca. En realidad, la infantería de la llamada “Conquista de América” son los indígenas. El proceso de la conquista tuvo que ver no solo con la heroicidad, que la hubo, sino sobre todo con las alianzas políticas y estratégicas y con las increíbles negociaciones que seestablecen”. Y así, “esa visión negativa de la conquista y de los conquistadores es una mezcla de la Leyenda Negra con el indigenismo del siglo XIX, que es una versión para blancos criollos. Los indígenas mexicanos estuvieron en su abrumadora mayoría a favor de la permanencia de la corona española y contra la independencia, algo importantísimo sobre lo que hay mucha ignorancia”, asevera. “Las naciones indígenas pactaron con la corona española una situación de absoluta ventaja para ellas, por eso permanecen durante tres siglos, más allá de las epidemias y de algunos excesos, fieles a la corona. Se integran y reconocen como señor natural al monarca español. La ficción de la Leyenda Negra no tiene nada que ver con la realidad histórica.

En definitiva, “Cortés es sobre todo un político moderno, un hombre consciente del valor de la letra impresa, un visionario que abre nuevas exploraciones hacia el oeste, el sur y el centro y tenía Asia en la cabeza y esa faceta político-diplomática suya es crucial y para la centralidad de España en la primera globalización. La monarquía española es la primera estructura política de la historia del mundo, de ahí venimos”, concluye.

PROGRAMA DEL CICLO DE CONFERENCIAS

Viernes, 21 de junio. Presentación del Ciclo de Conferencias por Carmen Iglesias, directora de la Real Academia de la Historia y miembro de la RAE

Conferencia inaugural: “La imagen de Hernán Cortés, a través de los siglos”, Enrique Krauze, de la Academia Mexicana de la Historia

Martes, 25 de junio: “Hernán Cortés, pionero de la globalización”, Manuel Lucena Giraldo, Académico correspondiente de la Real Academia de la Historia

Miércoles, 26 de junio: “Hernán Cortés y la trasmisión de la Ciencia al Nuevo Mundo”

Francisco Javier Puerto, RAH y Real Academia Nacional de Farmacia

Viernes, 28 de junio: “Hernán Cortés ante sus encrucijadas”, Miguel Luque Talaván

Universidad Complutense de Madrid.

Todas las conferencias comenzarán a las 19 horas en la sede de la Real Academia de la Historia (C/Amor de Dios, 2) con asistencia libre y gratuita hasta completar aforo.