Sexo entre mosquitos

«La transmigración de los cuerpos». Yuri Herrera. Editorial periférica. 134 páginas, 16 euros

En todos los fines de época siempre ha habido una característica cultural de forma hegemónica: el eclecticismo, la simbiosis, la reutilización de materiales que crean nuevos espacios intelectuales. De esta misma manera, el mexicano Yuri Herrera, que ya demostró su maestría en obras como «Trabajos del reino» o «Señales que precederán al fin del mundo». Seduce al lector con esta novela breve usando varios instrumentos: un bien utilizado eclecticismo cultural entre «La peste» de Camus y «Abierto hasta el amanecer» de Robert Rodríguez; la creación de personajes verosímiles en un universo distorsionado, desde La Tres veces Rubia a El Alfaqueque, y cómo no, en el uso de su lenguaje, desde un agua quieta a la que denomina «ayuna de rizos», a un cierto tremendismo oral al que se le suman dos pulsiones constantes: la muerte y el sexo. Violencia, muerte y actos eróticas componen las escenas que no son del espejo amarillo de Borges, sino del Callejón de Gato de Valle-Inclán. En una ciudad, los mosquitos infectan a sus habitantes y los matan al mismo tiempo que dos familias enfrentadas secuestran cada una de ellas a un miembro de la otra. En medio de todo, El Alfaqueque y su amigo Ñárdental se dedican a ser mediadores de gente que tiene problemas. En otro plano, La Tres veces Rubia tendrá escenas tórridas con El Alfaqueque. Y el mundo girará una vez más en la literatura.