Actualidad

Muere el historiador Santos Juliá a los 79 años

El historiador y catedrático gallego Santos Juliá, que profundizó con su obra en asuntos como las víctimas de la Guerra Civil o la figura de Manuel Azaña, ha fallecido este miércoles en Madrid a los 79 años a consecuencia de un cáncer, informaron a EFE fuentes de la editorial Galaxia Gutenberg. Juliá, nacido en El Ferrol (A Coruña), era catedrático de Historia Social y del Pensamiento Político de la UNED y doctor en Sociología por la Universidad Complutense de Madrid. Profesor visitante y conferenciante en varias universidades europeas y americanas, el fallecido era autor de numerosos trabajos sobre historia política y social de España en el siglo XX y era colaborador desde hace más de 27 años de “El País”, donde publicaba columnas y artículos de opinión.

Publicidad

Fue premio Nacional de Historia en 2005 con la obra "Historias de las dos Españas".

Nació en Ferrol, en 1940. Cursó el bachillerato en Sevilla, en el Instituto San Isidoro, y era doctor en Sociología por la Universidad Complutense de Madrid. Disfrutó de becas de investigación en Stanford y en Oxford. En 1979 se incorporó a la UNED como profesor ayudante. Desde 1989 ha sido catedrático y director del Departamento de Historia Social y del Pensamiento Político, donde permanecía hasta su muerte, después de su jubilación, como profesor emérito. De 1992 a 1995 fue decano de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología.

Publicidad

Desde 1977 publicó trabajos sobre historia política y social de España en el siglo XX. Socialismo, sindicalismo y republicanismo, Frente popular, la ciudad de Madrid, la República, la dictadura y la transición a la democracia son algunos de los temas que más me han interesado. Dedicó particular atención a Manuel Azaña, de quien editó sus Obras Completas en siete volúmenes (Centro de Estudios Políticos y Constitucionales y Taurus, 2008), acompañada de una biografía titulada Vida y tiempo de Manuel Azaña, 1880-1940 (Taurus, 2008). También ha escrito sobre teorías de la historia y, en los últimos años, se ocupó ocupado de historia de intelectuales, desde la revolución liberal hasta la generación de 1956, con la publicación de Historias de las dos Españas (Taurus, 2004) que recibió el Premio Nacional de Historia de 2005.

Autor y coordinador de varias obras colectivas sobre violencia política, víctimas de la guerra civil, memoria, República, y coautor de otros títulos sobre franquismo, Madrid e historia de España contemporánea. Ensayos sobre la España del siglo XX (RBA, 2010), y evocó su experiencia como historiador en Elogio de Memoria en tiempo de Historia (Marcial Pons, 2011). Sus últimos libros son Camarada Javier Pradera (Galaxia Gutenberg, 2012), que incluye una amplia recopilación de recuerdos, documentos y textos de Javier Pradera relativos al periodo de su militancia en el PCE, 1955-1965; Nosotros los abajo firmantes. Una historia de España a través de manifiestos y protestas, 1896-2013 (Galaxia Gutenberg, 2014), que recibió el Premio Internacional de Ensayo Caballero Bonald; y Transición. Historia de una política española, 1937-2017 (Galaxia Gutenberg, 2017), Premio al libro del año Francisco Umbral. Desde 1980 colaboraba en El País con críticas de libros, columnas y artículos de opinión.

Publicidad

Despedida del mundo de la política y la cultura

Varios políticos, historiadores y editores han despedido este miércoles 23 de octubre a Santos Julia, fallecido a los 79 años de edad en el Hospital Puerta de Hierro, y a quien han calificado de "gran y brillante intelectual". El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, se ha referido a Juliá como alguien que "supo leer este tiempo con especial lucidez y abrió las mentes a nuevas interpretaciones con cada uno de sus trabajos". "Un intelectual brillante que siempre apostó por la reconciliación. Ya le echamos de menos", ha señalado en Twitter.

Por su parte, la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, ha asegurado sentirse "muy apenada"por la muerte de "una de las voces autorizadas para hablar de la historia reciente"de España. "Brillante intelectual, historiador y ensayista, siempre entendió que era fundamental conocer nuestro pasado, para poder afrontar el futuro", ha añadido.

Desde el Ministerio de Cultura y Deporte se ha hablado de "la personificación del intelectual comprometido"y alguien que ha procurado "con rigor y conocimiento aportar luz a las complejas situaciones"de la sociedad española, tanto en su pasado histórico como en el actual. El ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, ha calificado a Juliá de "gran historiador"de la Guerra Civil y la Transición. "Con él aprendimos que para cerrar las heridas de nuestro pasado había que conocerlo, afrontarlo y obrar en consecuencia", ha apuntado. La exdirigente de UPyD, Rosa Díez, ha defendido que Juliá fue "un gran hombre"y su muerte supone "una gran pérdida".

Asimismo, el ministro de Ciencia, Innovación y Universidades en funciones, Pedro Duque, ha afirmado que la universidad española --y "especialmente"la UNED-- están "de luto". "Sus análisis certeros de la historia reciente de España nos quedarán para siempre", ha insistido.

Mientras, el ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperacion en funciones, Josep Borrell, ha reiterado que los libros y análisis de Juliá son "indispensables para quien quiera conocer la historia contemporánea de España y del socialismo español".

Publicidad

Por su parte, el coordinador federal de IU, Alberto Garzón, se ha referido al historiador como alguien con quien "puntualmente se podía estar o no de acuerdo pero siempre había que leer y estudiar con atención". La presidenta del PSOE, Cristina Narbona, ha recordado que Juliá fue "una gran persona, coherente y brillante, que deja un gran hueco".