María Valverde, la emocionada novia del maestro

Fue el objetivo de los realizadores del concierto, que la enfocaban constantemente

Valverde, ayer en el concierto
Valverde, ayer en el concierto

Desde su Instagram lo había dicho sin decir a través de sus fotografías: estaba en Viena, además de pasando unos días de descanso, para asistir al Concierto de Año Nuevo de Viena. Se sentó en las primeras filas y aplaudió sin parar durante las casi tres horas que duró. ¿Quién es esa chica de la blusa de color azul verdoso? Seguro que más de uno se lo preguntaba, pues las cámaras la enfocaban constantemente. Ella y Julie Andrews (una presencia habitual en el Musikverein de Viena) fueron las dos mujeres más buscadas. La actriz de «La flaqueza del bolchevique» y «Gernika» lució una blusa con hombro descubierto y unos pantalones negros. No perdió detalle del concierto, sonrió y llegó a las lágrimas en algunos momentos.

- Sin perder la sonrisa

Fue, sin duda, una de las que más disfrutaron cuando Dudamel, sabedor de que la prueba de dirigir el concierto más importante del año estaba ya superada, hizo cómplice al público del consabido broche final tradicional, la «Marcha Radetzky», al señalarle con sus gestos los «crescendos» y «decrecendos» de sus palmadas. Ella, como una más, obedeció las órdenes de quien dirigió sin partitura. Tres días antes del gran momento, el maestro posaba impecable con el traje que lució ayer, diseño de Vivianne Westwood y su esposo Andreas Kronthaler, lo mismo que el del resto de los profesores de la orquesta.

María Valverde fue la otra gran protagonista del día. Lo sabía y no aparcó la sonrisa ni un segundo. Era la primera vez que ocupaba un asiento privilegiado en el patio de butacas, aunque no la primera que coincidía con su pareja en una sala de conciertos, pues semanas atrás tuvo una participación muy especial junto a la Orquesta Simón Bolívar en Caracas: Dudamel la dirigió, mientras que la intérprete realizó una lectura dramatizada de «Pedro y el lobo», de Prokofiev. «He sido inmensamente feliz», decía a través de su cuenta de Twitter, la misma en la que confesaba el pasado 25 de diciembre: «La vida merece la pena cuando decides con quién pasarla».

No han confirmado su relación, aunque el pasado mes de septiembre ambos asistieron de la mano al Festival de Cine de Málaga. Aquello se interpretó como la oficialización de su relación. Se conocieron en 2013 durante el rodaje de una cinta basada en la vida de Simón Bolívar, «Libertadores», en la que Valverde interpretaba el papel de la esposa del líder y el director de orquesta venezolano firmaba la banda sonora. Intercambiaron algunas conversaciones y poco más. El tiempo se encargó de unirlos.