Michele Pertusi, a por todas

Grandes voces para Verdi. Bajo: Michele Pertusi, bajo. Piano: Michele Errico, piano. Instituto Italiano de Cultura. Madrid, 10 -I-2013

Pertusi convenció en Madrid
Pertusi convenció en Madrid

El Instituto Italiano de Cultura se incorpora a las celebraciones verdianas con un ciclo bautizado como «Grandi Voci per Verdi» que se desarrollará de enero a mayo y que incluye recitales de Michele Pertusi, Roberto Scandiuzzi, Maria Grazia Schiavo, Fiorenza Cedolins, Francesco Meli y que posiblemente se cierre con Mariella Devia si prosperan las negociaciones. El primero de la serie no ha podido dejar mejor sabor de boca. Pertusi cantó en el Teatro Real «Italiana en Argel» y «Falstaff» en el periodo en que Carmelo di Gennaro, actual director del Instituto, trabajó en él junto a Antonio Moral. Es poco probable que vuelva con Mortier, como sucede con otros del presente ciclo, ya que no es miembro del «equipo habitual» del francés.

Un programa exigente

Buena ocasión por tanto para disfrutar de una voz con un centro carnoso, buenos graves y agudos a veces brillantes y otras menos seguros. Y tuvo la oportunidad de mostrar todo ello, el buen decir y matizado fraseo en un programa muchísimo más exigente de lo que suele ser habitual en este tipo de recitales. Comenzó con cuatro canciones de cámara, entre las que es de destacar la belleza melódica de «Non t'accostare all'urna», plena del más genuino impronto verdiano. Vinieron luego las arias para bajo de «Oberto» y la de «Attila» con sendas brillantísimas cabaletas, sobre todo la de la segunda, que alcanza dos veces el Fa agudo. Verdi compuso dos óperas sobre el mismo tema y la misma fuente de inspiración musical. «Jerusalem» (París, 1847) no es sino la transformación a «gran ópera» de «I Lombardi alla Prima Crocciata» (Milán, 1843). Pertusi expuso cómo el compositor pasó un aria de una a otra.

Terminó el programa oficial con dos de las más grandes páginas verdianas para la cuerda de bajo: las de Procida en «Vespri siciliani» y la de Felipe II en «Don Carlo», ambas cantadas en sus versiones originales francesas. Lleno total y presencia del nuevo embajador italiano en Madrid en este brillante y original programa de inicio de ciclo.