Recuerdos de 2014

El peruano Juan Diego Flórez, durante «La sonámbula» de Bellini en el Liceo

Empezamos año mirando atrás, ya que siempre viene bien guardar en algún sitio los hechos más importantes de un año. Estas líneas no pueden abarcar todo lo sucedido en música, pero sí intentar recordar tanto los mejores espectáculos como a aquellos artistas que nos dejaron.

Entre lo mejor del año, una cuestión sometida siempre a un criterio un tanto subjetivo, citaría los apartados que siguen a continuación. Nueva producción lírica: «Forza del destino», de Verdi del Palau de les Arts de Valencia, con dirección musical de Zubin Mehta y escénica de David Livermore. Nueva producción lírica española: «Curro Vargas», de Chapí, en el Teatro de la Zarzuela, con dirección musical de Guillermo García Calvo y escénica de Graham Vick. Dirección escénica: Dimitri Tcherniakov, por «La leyenda de la ciudad invisible de Kitezh», de Rimsky Korsakov, en el Liceo de Barcelona. Dirección musical: Zubin Mehta, por la ya citada «Forza del destino» así como «Die Walküre», de Wagner y «Turandot», de Puccini en el Palau de les Arts. Un «tour de force» que será recordado por años. Cantante masculino: Juan Diego Flórez por «La sonámbula», de Bellini, en el Teatro del Liceo. Cantante femenina: Krassimira Stoyanova, por «Giovanna D’Arco», de Verdi, en ABAO. Cantante revelación: Svetlana Ignatovitz, por la mencionada «La leyenda de la ciudad invisible de Kitezh» en el Liceo. Instrumentista: ex aequo a Joaquín Achúcarro y Javier Perianes por actuaciones y grabaciones que les confirman como pasado, presente y futuro del pianismo español. Concierto lírico: Anna Netrebko cantando a Verdi y veristas en el Palau de la Música de Barcelona. Recital: Jonas Kaufmann, por «El viaje de invierno», de Schubert, en el Liceo. Concierto orquestal: «Sinfonía n.2», de Sibelius, con la Orquesta Filarmónica de Múnich, dirigida por Lorin Maazel en el ciclo de Ibermúsica. Grabación: «Lieder ohne Worte», de Mendelssohn, por Javier Perianes, pubicado por Harmonia Mundi. Personalidad musical: ex aequo a Carlos Gómez Amat, decano y referencia de la crítica musical española y Alfonso Aijón, empresario siempre en la brecha contra viento y marea.

Y, para terminar, un recuerdo a quienes nos dejaron en 2014, sin que en muchas ocasiones tuviésemos espacio para glosar sus trayectorias, entre otros, los empresarios Gerard Mortier, Lluis Andreu, George Christie y Tibor Rudas; los cantantes Renato Cioni, John Shirley-Quirk, Ivo Vinco, Carlo Bergonzi, Cristina Deutekom, Magda Olivero y Anita Cerquetti; artistas como Paco de Lucía y numerosos directores de orquesta en un año que se puede considerar especialmente triste para ellos: Claudio Abbado, Franz-Paul Decker, Rafael Frühbeck de Burgos, Gerd Albrecht, Julius Rudel, Lorin Maazel, Frans Brüggen, Arpad Joó, Christopher Hogwood... Y perdón si algún nombre queda en el tintero.