Actualidad

Pumares, en la Seminci: solo convencen los Dardenne

Vamos con las películas vistas y empezamos con PAPICHA de Mounia Meddour, este es uno de los variados filmes sobre la cultura árabe que hay en la Sección Oficial. Estamos en la Argelia de los 90 y en una residencia universitaria de Argel, la protagonista no quiere enterarse de la casi guerra civil que está ocurriendo. Ella quiere ser diseñador y hacer un desfile de modelos con sus compañeras, lo más curioso es que las peores de todas van a ser unas mujeres integristas ataviadas con la hijab. Y lo que empieza como una comedia, pasa a complicarse hasta culminar con una matanza “religiosa” de parte de los radicales islámicos. No es una película muy agradable de ver por el tema aunque se va a estrenar en España dentro de poco.

Publicidad

A PESAR DE LA NIEBLA (DESPITE THE FOG) de Goran Paskaljevíc, que tiene tres Espigas de oro en este festival y una Palma de oro en Cannes. Es la historia de un hombre que encuentra a un niño solo esperando el autobús que no pasará hasta el día siguiente, al verlo solo y abandonado se lo lleva a casa. El niño cuenta que sus padres están en Suecia, son todos refugiados, que está muy lejos de la provincia de Roma que es donde transcurre la acción. Y lo que vemos son las discusiones entre el matrimonio por quedarse con él, no quedárselo, llamar a la policía, llevarlo a un campo de refugiados, etc. El niño es árabe y se llame Mohammed. Película sumamente aburrida e inútil, no interesa nada.

EL JOVEN AHMED (LE JEUNE AHMED) de los hermanos Dardenne, la película consiste en la educación de un joven para convertirle en un integrista radical, el chico 13 años y queda atrapado entre los ideales de pureza que le cuenta su Imán y todo lo que ve a su alrededor. Como ha atentado contra su profesora está en un reformatoria de libertad vigilada. El filme no sorprende dada la personalidad de los directores, ya que han ganado prácticamente todo en el mundo del cine incluyendo también la Palma de oro en Cannes y varias Espigas de oro de la SEMINCI. La primera Espiga de oro fue en la 41 edición con ROSETTA. La película es dura pero muy bien dirigida.