Actualidad

«¿Qué hemos hecho para merecer esto?»: ¡Que viene el Islam!

Dirección y guión: Eva Spreitzhofer. Intérpretes: Caroline Peters, Chantal Zitzenbacher, Simon Schwarz. Austria, 2018. Duración: 91 minutos. Comedia

Publicidad

Esta comedia austríaca pretende colocar contra las cuerdas los prejuicios de la típica mujer progresista, atea y feminista cuando su hija adolescente revela que se ha convertido al Islam por internet. Tardaremos toda la película para entender el por qué de esa conversión, aunque nunca sabremos cómo es posible que una madre tan entregada como Wanda, modelo de profesional liberal, civilizada y europea, no haya sido capaz de sospechar que su hija estaba estudiando árabe (lo habla como si ya tuviera el billete comprado para marcharse a Siria) ni que preparaba una acción que estaba dispuesta a llevar muy lejos. Es decir, al choque generacional inevitable en toda película que lidie con la montaña rusa de la adolescencia se lo viste con la hiyab para tocar un tema social candente –sobre todo en esta Europa donde el auge de la extrema derecha y los reclutados por el ISIS están a la orden del día– restándole dramatismos, buscando la complicidad del público para que se pregunte por su tolerancia a lo diferente, por la extendida moda de lo políticamente correcto y por la necesidad de desmitificar, desde el humor, un tema tan preocupante como el auge del fundamentalismo. El caso es que el filme no solo destruye puentes entre culturas que parecen antagónicas –la lista de gags que rozan la xenofobia es larga– sino que también, a la desesperada, se saca un final que disfraza su discutible discurso de «performance» feminista.

Publicidad

Lo mejor

La desmitificación, en una simple cena de cumpleaños, de la familia civilizada europea

Publicidad

Lo peor

Que su discurso inicialmente progresista lo es en realidad menos de lo que aparenta