Cultura

Christina Rosenvinge: “Safo es para todos, para cualquier amante de la belleza”

La cantante y actriz sigue feliz en su nuevo hábitat, las tablas del teatro, donde interpreta a la Décima Musa

Christina Rosenvinge debutó en el teatro sobre las ruinas de Mérida, donde interpretó a la Safo con la que ahora llega a Madrid
Christina Rosenvinge debutó en el teatro sobre las ruinas de Mérida, donde interpretó a la Safo con la que ahora llega a Madrid FOTO: David Ruano

Christina Rosenvinge continúa con su viaje sáfico desde que estrenara en las ruinas de Mérida en julio, «fue algo místico», dice. Luego se fue a Barcelona, al Grec, y ya está aquí, en Madrid, en los Teatros del Canal, para contar las idas y venidas de esta Safo de Mitilene reescrita desde el siglo XXI a partir de tres cabezas, la suya, la de María Folguera y la de Marta Pazos. Y en el horizonte ya divisa una pequeña gira por el treinta aniversario de Que me parta un rayo. «Pero íntegro», añade.

−Me quedan pocas dudas, pero hay que preguntar: ¿un libro?

Poemas y testimonios, de Safo, la versión de Acantilado con los nuevos hallazgos y el análisis de Aurora Luque.

−Nueva Premio Nacional de Poesía...

−Así es. Su trabajo fue el punto de partida de todo este montaje. De hecho, una vez que tuve completa la adaptación le puse un «email» sin conocernos de nada.

Safo de Mitilene (o de Lesbos) pertenece a los Nueve Poetas Líricos de Grecia
Safo de Mitilene (o de Lesbos) pertenece a los Nueve Poetas Líricos de Grecia FOTO: archivo

−¿Y qué tal fue?

−Un par de correcciones y listo.

−¿Para quién este libro?

−Para todo el mundo, para cualquier amante de la belleza.

−¿No pasa de moda?

−Una vez que sales de los arcaísmos, demuestra que lo que escribió hace siglos tiene completa vigencia en la actualidad. Es muy moderna, un clásico.

−¿Su primer contacto?

−Fue por un librito que ha estado por casa toda la vida. Luego compré la edición de Anne Carson y desde que estoy con este Safo también me detengo en las notas a pie de página. Es una pena no haber estudiado griego porque creo que me he perdido algo muy grande, tanto de significado como de ese sonido precioso. Siempre me he acercado a ella desde la ignorancia por este motivo.

−Ignorancia... e imaginación, porque es una figura desdibujada en la Historia.

−Hay una preciosa paradoja: su destrucción por la falta de cuidado o porque se quemaron sus escritos por «obscenos» y «escandalosos» al hablar de amor libre contrasta con los tiempos actuales, donde lo fragmentario se considera una obra completa. Un torso sin miembros es un todo. Y ahí es cuando los fragmentos de Safo resultan más modernos.

−Esa falta de conocimiento es perfecta para crear, ¿no?

−Exacto. Pero teniendo en cuenta que la última conclusión debe ser del público y no nuestra. La gente se tiene que adueñar de ella y por eso hay que dejar ligeramente incompleta la pieza. Pero no queríamos inventar como Ovidio, nosotras queremos celebrar.