El coreógrafo británico Hofesh Shechter crea en Barcelona su nuevo montaje

El coreógrafo británico Hofesh Shechter, considerado como uno de los mejores del momento, ha elegido Barcelona para desarrollar, junto a su compañía, el nuevo espectáculo que tiene previsto estrenar en octubre en Melbourne (Australia), para después girar por todo el mundo.

Shechter, que este fin de semana vuelve al Mercado de las Flores para presentar sus coreografías "Uprising"y "The Art of Not Looking Back", pasará un mes en la fábrica de creación "Graner", un espacio del ayuntamiento de Barcelona inaugurado hace año y medio para apoyar la creación de danza.

El bailarín ha valorado muy positivamente el poder disponer de estas instalaciones, con amplias salas de ensayo, y que ha calificado como "una burbuja de creación".

A su juicio, los artistas necesitan siempre "espacio y tiempo"y ahora en el "Graner"él cuenta con eso. "El valor es incalculable, es algo increíble, y más en una ciudad como Barcelona, con este buen clima, mientras en Londres hace mucho frío y llueve", ha comentado.

Sobre su nueva creación, ha indicado que todavía está muy en los inicios, y que, ahora, se trata de entender las reglas y las sensaciones que contendrá la pieza ya acabada.

De todas maneras, ha avanzado que durante el tiempo que lleva en la capital catalana ha sentido "una amplia paleta de emociones"y "una sensación muy intensa de vitalidad".

La obra se estrenará en Melbourne y está previsto que pase, entre otras ciudades, por Nueva York, París, Taiwán o Luxemburgo.

En cuanto a las piezas que presentará este fin de semana en Barcelona, ha señalado que "Uprising", del año 2006, está protagonizada por siete hombres, que surgen de las sombras, "explotando, especialmente, la parte física de cada uno de ellos".

"The Art of Not Looking Back"es una exploración del "océano que son las mujeres", aunque ha reconocido que también aparecen experiencias suyas.

En este sentido, ha rememorado que su madre marchó de casa cuando él tenía sólo dos años y que éste es el filtro a través del cual trabaja en la obra.

Desde que comenzara a funcionar hace año y medio, la fábrica de creación "Graner", ubicada en pleno barrio de la Zona Franca, ha acogido a 43 compañías y grupos, con unos 6.000 usuarios, un 60% de los cuales provenientes de compañías catalanas, y ha habido un 97% de ocupación del espacio.