Todos los grandes musicales en uno

El Teatre Grec acoge una de sus noches más esperadas, el espectáculo «Nit de musicals swing Broadway», un montaje dirigido por Paco Mir con más de 20 clásicos del género y una veintena de cantantes y bailarines

El Teatre Grec acoge una de sus noches más esperadas, el espectáculo «Nit de musicals swing Broadway», un montaje dirigido por Paco Mir con más de 20 clásicos del género y una veintena de cantantes y bailarines

Los musicales tiene sólo una característica ineludible, los protagonistas cantan. Hacen muchas otras cosas más, y es realmente genial cuando también bailan, pero esencialmente los protagonistas cantan. No existe ninguna adaptación musical en el cine mudo y no es por ningún atávico prejuicio, sino porque un musical sin que nadie cante es un rancio melodrama como mucho. Ni siquiera hay ningún musical que sólo sea instrumental y la gente hable sin entonar melodía alguna. Por eso, más que musicales, deberían llamarse cancionales o cantariales. Musicales tiene más glamour, es cierto, mejor dejarlo así..

Después de dos exitosas ediciones, el Grec vuelve a acoger otra gran velada dedicada en exclusiva a las grandes canciones de los musicales. En la época de playlists y podcasts, tiene todo el sentido del mundo reunir 20 grandes canciones de los más populares musicales de la historia en un único espectáculo. Los aficionados llorarán de emoción al reconocerlas y los que todavía no son fanáticos, estarán perdidos, no podrán resistirse a tanta elegancia y alegría.

Hoy y mañana el Teatre Grec volverá a acoger este espectáculo de gran formato en el que una veintena de bailarines y cantantes se turnarán en interpretar los clásicos del género. Bajo la batuta de la Barcelona Jazz Orquestra se podrán escuchar, entre otros, «Luck be a lady», de «Guys & Dolls», que cantó, sí, Marlon Brando; «Begin the Beguine», el clásico de Cole Porter; «There’s no business like showbusiness», otro mito de Irvin Berlin que salía en «Annie get your gun»; «I got rythm», otro hito de los hermanos Gershwin de «Girl Crazy»; «Bewitched, Bothered & Bewildered», milagro de Rodgers & Hart del gran éxito «Pal Joey» o «New York, New York», de Leonard Bernstein, del musical «On the town».

La tercera pata del Tricicle, Paco Mir, es el encargado de dirigir el espectáculo, convertido en una especie de verbena de barrio, inspirada en la efervescencia de los años mágicos del Paralelo, en el que los vecinos salen a cantar las canciones.«Todo tendrá pinta de fiesta de barrio, en la que los vecinos colaboran para que la oferta de su calle sea mejor que la del lado, algo muy típico de las verbenas veraniegas que salpican barrios de la capital catalana como Sants o Gràcia», asegura el director.

La escenografía del musical, que durará cerca de una hora y media, recordará un «envelat» de barrio «donde cada mesa y cada silla es diferente porque ha sido traída por cada vecino y con una tarima que ha salido de no se sabe dónde», apunta Mir. La magia de la big band de la Barcelona Jazz Orquestra se une al elenco de baile dirigido por la coreógrafa María Bossy, con especial predilección por el claqué y el magnetismo de voces de la talla de Ivan Lavanda, Mercè Martínez o Marta Ribera entre otros. «El año pasado arrasamos y este año estamos rozando el noventa por ciento de entradas vendidas. Es un espectáculo que funcionará bien para ir un día al Grec a pasarlo bien dejándose llevar por las melodías», asegura Albert Miret, director del portal Teatralnet, que organiza el espectáculo.

De Chicago a Nueva York

Por lo tanto, lleno absoluto y excitación in crecendo para un espectáculo que arrancará con la obertura de musicales como «42nd street», «Jubilee» o «Puttin’ on the Ritz», entre otros, y acabará en plena fiebre apoteósica con temas como «New York, New York», la versión de John Kander y Fred Erb; la vibrante «Nowadays», del clásico más contemporáneo del programa, «Chicago»; y un fabuloso «Lullaby of Broadway», para bajar el talón. En total, 23 grandes canciones, con nuevas traducciones al catalán del propio MIr y de David Pintó y orquestación de Jordi Cornudella. l tan popular. Quien no vaya, lo siento, cometerá un error.