Una detective dura de pelar

Lindsey Davis regresa a la Antigua Roma con «Mater Familias»

Flavia Albia vuelve a embarcarse en un nuevo caso en «Mater Familias». La tercera entrega de la saga de la escritora británica Lindsey Davis ha llegado a nuestro país este mes y pretende enganchar de nuevo al lector. En esta ocasión, Flavia encontrará en la casa de subastas donde trabaja un cofre con un cadáver en descomposición que se convertirá en un misterio y presentará una serie de preguntas ¿cómo ha llegado ahí? y ¿quién es el culpable de ese crimen? Sin embargo, la mujer cuenta con la ayuda de su amigo Manlio Fausto, que además se encuentra desbordado por su trabajo ya que es época de elecciones en Roma y es el encargado de la campaña de uno de los candidatos. En las calles de la ciudad se concentra una gran presión provocando que Flavia se tope con un gran número de obstáculos a los que deberá hacer frente y resolver con una gran tenacidad.

A la hora de escribir sobre política la autora vio encontró una fuente inmejorable: «Tuve mucha suerte con este libro ya que en el momento más idóneo encontré un texto del hermano de Cicerón. En él le explicaba qué debía hacer para ser elegido político. Estaba lleno de consejos y se parecía en gran medida a la política británica de hace unos años». A diferencia de su padre, Didio Falco, el personaje de Flavia le ha permitido a la autora explorar acerca del comercio sexual y otros temas muy recurrentes de esa sociedad. «Cuando inventé por primera vez a Didio era una parodia de Philip Marlowe. A pesar de ello, son dos personajes muy diferentes: Marlowe no tiene familia, infancia o pasado. Sin embargo, no creo que su hija se asimile a otro detective pero, de vez en cuando, la relaciono con Sarah Paretsky. Lo que intento con Flavia es enseñar cómo una mujer en la Antigua Roma actuaba y hacía todo lo que hacemos hoy, en ese sentido es probablemente única». Mientras que Didio tuvo la oportunidad de viajar a Hispania, la misma suerte parece que no acompaña a la protagonista de «Mater Familias». «En el presente, la historia naturalmente encaja con Roma. Cada novela se ha desarrollado en cada una de las colinas de Roma por lo que debo escribir siete libros o más porque hay varias colinas que están en disputa. Falco siempre estaba viajando, incluso yendo a Hispania por lo que igual ella podría hacer lo mismo», asegura. De esta manera, nos quedan, como mínimo, cuatro entregas por venir y puede que otra sorpresa en forma de largometraje.