Actualidad

Una moneda para recordar el Bicentenario del Prado

La Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, con la colaboración del Museo del Prado, ha presentado la nueva moneda de 30 euros que hace honor al 200 aniversario de la pinacoteca

La Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, junto con la colaboración del Museo del Prado, ha presentado la nueva moneda de 30 euros que hace honor al 200 aniversario de la pinacoteca

Publicidad

La numismática es la ciencia encargada de estudiar las monedas y medallas que, a lo largo de la historia, el ser humano ha creado. Esta disciplina es testigo directo de cómo eran las antiguas civilizaciones y nos ayuda a entender mejor su historia política y social. Uno de los acontecimientos más célebres que tiene lugar este año en nuestro país es el bicentenario del Museo del Prado y, para celebrarlo y que su recuerdo perdure en el tiempo, la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre ha presentado una moneda que resalta la historia de la pinacoteca mediante la utilización de la más alta tecnología.

En un acto presidido por la subsecretaria de Hacienda, María del Pilar Paneque y el presidente del Patronato del Museo del Prado, Javier Solana, se ha revelado el diseño final de la moneda con un anverso compuesto por las efigies de Sus Majestades los Reyes Don Felipe y Doña Letizia, y un reverso en el que figura un detalle a color del cuadro “Las Meninas”, de Velázquez, una de las obras más icónicas de la cultura española. Con una tirada máxima de un millón de unidades y un valor unitario de 30 euros, la moneda ha sido diseñada y producida gracias a la utilización de las tecnologías más punteras y dispone, por primera vez, de un código QR que, mediante su escaneo, da acceso a información más detallada del proceso de elaboración y a la página web del Museo.

La subsecretaria de Hacienda manifestó que «las monedas son testigos de la historia y tienen una capacidad demoledora para vencer el tiempo». También quiso reivindicar que ésta es «una muestra más de las actuaciones que realiza el Ministerio de Hacienda en favor de la cultura». Este tipo de piezas conmemorativas creó un nuevo modelo de negocio en 1992, año que coincidieron tanto los Juegos Olímpicos de Barcelona como el V Centenario del Descubrimiento de América y cuyos grabados fueron un punto de partida en el lanzamiento de más de 300 monedas especiales hasta el día de hoy.

Por su parte, Javier Solana declaró que «para el Museo del Prado ha sido un orgullo haber contribuido a su producción» y que, bajo su opinión, este ejemplar es una perfecta representación de la cultura española y el valor que para ella representa el Museo del Prado. Los usuarios de la página web del Prado han jugado un papel crucial en el proyecto, ya que fueron ellos los que, mediante una votación popular, eligieron el cuadro de “Las Meninas” por delante del retrato del “Infante Baltasar Carlos”, una decisión que, según Solana, “era de esperar” y que fue abrumadora: más del 80% de los 7.000 participantes secundaron esta versión final.

Publicidad