El Rainbow Room de Nueva York reabrirá sus puertas en otoño de 2014

La sala de fiestas Rainbow Room de Nueva York, situada en el 30 Rockefeller Plaza y donde Joan Crawford hizo su última aparición pública, actuó Louis Armstrong o sirvió de escenario a series como "Will & Grace", será reabierta para el público el próximo otoño, cinco años después de su cierre.

Según ha anunciado la empresas inmobiliaria Tishman Speyer, propietaria del edificio, Rainbow Room volverá a abrir sus puertas con la intención de recuperar su condición de uno de los sitios legendarios de Nueva York, coincidiendo con los 80 años de su inauguración, que se produjo el 3 de octubre de 1934.

Desde el piso 65, con vistas privilegiadas al "skyline"de Manhattan y diseñada por el arquitecto francés Jacques Carlu, la sala Rainbow Room fue cerrada en 2009 después de una disputa entre sus propietarios y sus arrendatarios, la familia de restauradores Cipriani, que llegaron a cobrar 1.600 dólares por cubierto en una fiesta de Nochevieja.

Anteriormente, el local había sido propiedad de la propia familia Rockefeller, había servido como sala de conciertos para Louis Armstrong o Tonny Bennet, como escenario de series como "Will & Grace"o "Seinfield", y había sido utilizada para el homenaje a Rossalind Russell en el que la actriz Joan Crawford hizo su última aparición pública.

Después de resolver sus disputas mediante un acuerdo entre las dos partes, el Rainbow Room, con un nuevo diseño de Gabriellini Sheppard, volverá a acoger fiestas y servir cenas y en los próximos meses se anunciará quién será el nuevo chef que dirija la cocina del local.