Los hoteleros, preocupados por el comportamiento del mercado ruso

Los hoteleros están muy preocupados por el comportamiento del turismo ruso, que el año pasado creció un 30 % en España.

Los hoteleros están muy preocupados por el comportamiento del turismo ruso, que el año pasado creció un 30 % en España, y por cómo puede afectarle la situación política entre Rusia y Ucrania, el auge "del nacionalismo viajero ruso", la caída del rublo y la dificultad de conseguir visados para entrar en la UE.

El presidente de la CEHAT (Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos), Joan Molas, ha participado en una jornada sobre hoteles organizada por el Grupo Vía, que se ha celebrado hoy en Barcelona. Ha explicado que cree que el año 2014 irá bien para el turismo porque la situación de los mercados europeos funciona bien, destacando el turismo alemán, que está registrando crecimientos del 4,6 %.

Sin embargo, ha reconocido que la "gran preocupación"del sector es el comportamiento de los turistas rusos y de las repúblicas vecinas por varias razones, la principal es el conflicto en Crimea y el "nacionalismo viajero ruso", ya que, según ha explicado Molas, Putin ha impulsado "sociológicamente un nacionalismo tremendo en un mes"y muchos rusos están optando por viajar allí.

Ha destacado que, de cara al verano, los hoteles de Sochi están prácticamente reservados y la zona de los balnearios y hoteles de Crimea, también.

A esta situación ha añadido las "pegas"que pone la UE para dar visados, lo que hace que los turistas de estos países opten por zonas en las que no les ponen problemas, como Turquía, Dubai y Emiratos Árabes, Chipre y probablemente Grecia.

Molas ha asegurado que los hoteleros están a la expectativa de lo que ocurre con estos turistas, ya que las ventas importantes de Rusia empiezan hacia la segunda semana de abril y, aunque no hay ninguna compañía que haya cancelado vuelos, ha insistido en que muchos destinos catalanes y españoles han podido suplir la caída del mercado doméstico con el turismo ruso.

El año pasado llegaron a España 1,5 millones de turistas rusos, de los que casi un millón vinieron a Cataluña, con importantes incrementos en los últimos años y, sin contar a los cruceristas norteamericanos, los rusos son los turistas que realizan un gasto medio más elevado.

Por otra parte, Molas ha pedido a la administración que "ponga coto"a la oferta ilegal de alojamientos turísticos que hay en España, que considera un "escándalo".

Molas ha recordado que los hoteleros han presentado al Gobierno y a algunas Comunidades Autónomas una serie de medidas, que además de la lucha contra la oferta ilegal y el intrusismo, incluye el desarrollo de un plan para la desestacionalización turística, con descuentos a la Seguridad Social para hoteles que abren en temporada baja, el impulso al turismo social, educativo y sanitario, mayor apoyo financiero o potenciar la formación.

También ha hablado de la privatización de Aena y ha asegurado que si se privatiza en clave empresarial, "muchos aeropuertos tendrán que cerrar", y ha dicho que no están de acuerdo con que el aeropuerto de El Prat pase del Gobierno a la Generalitat, sino que ha apostado por la participación público-privada.

Durante su intervención, Molas ha considerado "lamentable"que un destino turístico como Cataluña, adonde llegan casi 16 millones de turistas, "base su promoción turística"en una tasa de pernoctación y ha dicho que el turismo tendría que ser la "prioridad número 1 de los presupuestos de la Generalitat".