Cultura

X-Men: la emancipación de las superheroínas

La Fénix Oscura no es la única cuyos poderes impresionan como los de otros personajes: la fuerza de la Capitana Marvel también fue un éxito en taquilla

La Fénix Oscura no es la única cuyos poderes impresionan como los de otros personajes: la fuerza de la Capitana Marvel también fue un éxito en taquilla

Publicidad

A falta de Hugh Jackman, llega Sophie Turner. En la nueva película “X-Men: Fénix Oscura”, la que quedó como Reina de Invernalia en “Juego de tronos” aterriza a la galaxia de los superhéroes de la Patrulla-X como personaje principal. Jean Grey, al principio de la saga, solo era una componente más de los mutantes que luchaba con ellos y, a veces, se enamoraba. Sin embargo, con el paso del tiempo y tras caer en la corrupción de sus poderes, ahora su personaje se presenta en este último largometraje -y también en algunos anteriores de la misma saga- con más poder, peligro y fuerza que nunca.

Aún habiendo varios personajes en esta cinta, es la de los poderes telepáticos la que presenta una mayor importancia. Y es que los X-Men deben enfrentarse a una Fénix Oscura doblemente poderosa. La que fue su compañera de batallas en un principio, debido a la corrupción de sus poderes se convirtió en su enemigo más poderoso. En la nueva cinta, hay algo que se suma: durante una misión en el espacio, Jean Grey casi es alcanzada por una fuerza cósmica y, ante esta radiación, su poder se multiplica. Se vuelve más peligrosa, a la vez que omnipotente e inestable. Pierde el control, hasta hacer daño a quienes antes amaba, y sus poderes se desatan de forma que ni ella llega a comprenderlos.

Parece ser que a Disney le atraen las superheroínas más que los superhéroes. Así lo dejó claro cuando en la segunda película de “Los Increíbles” era Helen la reclutada para luchar y Robert el que se quedaba en casa cuidando de Jack-Jack. O el caso de los superpoderes de la Capitana Marvel, que el pasado mes de marzo llenaron las butacas y que luego fue pieza fundamental en Vengadores: Endgame para cerrar el ciclo del MCU. Ahora, Disney tiene sed de más mujeres todopoderosas y la sacia comprando otro universo de Marvel: la cinta de la Fénix Oscura es la última de la saga bajo la mano de Fox. Cada vez, superhéroes como Spider-Man o Thor -aún sin perder su esencia e importancia- trabajan acompañados de más mujeres que no son menos ágiles o cuyos poderes son menos increíbles, sino que van a la par, impactando y llamando de la misma manera al público.