Zugaza: «Nunca he tenido dudas sobre que el Bosco se quede en el Prado»

Miguel Zugaza, director del Museo del Prado, nunca ha tenido dudas sobre que "el Bosco se quede en el Prado"y así lo ha reconocido durante el programa "Las mañanas", de Radio Nacional. "El jardín de las delicias"y "La mesa de los siete pecados capitales", del Bosco, así como "El descendimiento de la cruz", de Van der Weyden, y "El lavatorio", de Tintoretto, fueron reclamadas por Patrimonio Nacional para exhibirse en el futuro Museo de Colecciones Reales, solicitud que fue denegada por el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert.

"Son obras que pertenecen o pertenecieron a Patrimonio Nacional, pero que llevan ya desde antes de la Guerra en el Prado y se han consolidado en el Prado. No solo por estar tanto tiempo sino por haber encontrado el mejor contexto para expresar lo mejor de estas obras capitales del arte", afirmó Zugaza.

La pintura "El jardín de las delicias"se halla, en su opinión, "en el lugar donde está la mejor colección del Bosco y la mejor colección de pintura primitiva flamenca del mundo. Fuera del Prado, ningún otro museo puede ofrecer ese contexto tan valioso".

El director del museo insistió en que el Prado y Patrimonio Nacional son dos instituciones que salen del mismo origen, las grandes colecciones reales, y que entre ambas "hay una gran colaboración a nivel técnico y a nivel de conservación".

En su opinión, "no tiene que haber competencia, tiene que haber colaboración, y creo que nos podemos ayudar mucho en el futuro. Cuando el Museo de Colecciones Reales se ponga en marcha, será un nuevo aliciente para la visita a la ciudad y para expresar lo mejor del patrimonio artístico español que conserva Patrimonio Nacional".

Otro de los temas abordados por Zugaza durante la entrevista ha sido el anuncio de que, con la reforma fiscal que se está tramitando en la actualidad, el Gobierno cumple los objetivos que se marcó en materia de mecenazgo.

"He comentado muchas veces con el secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle, que, cuando se haga una ley entera sobre mecenazgo, no solo cultural sino sobre el mecenazgo en general, tiene que ser una buena ley, y para eso hay que encontrar el momento. Si no es el momento ahora, creo que es mejor esperar a que se produzcan las condiciones para hacerlo", señaló.

En la ley de reforma fiscal, "van a ir apareciendo unas novedades que van a ser muy interesantes para el desarrollo del mecenazgo cultural y, concretamente, en el tema de los micromecenazgos. No sé cómo se plasmará, pero es muy importante para nosotros".

Zugaza recordó que el Prado tiene 27.000 amigos del museo, "la institución cultural con más numero de afiliaciones de amigos". La incorporación de los micromecenazgos en la reforma "puede ser un trampolín fantástico para seguir creciendo en esa dirección de muchas pequeñas aportaciones, que hacen finalmente una gran aportación".