Luis Suárez se irá al Atlético: sus horas al lado de Messi están contadas

La salida del uruguayo para ponerse a las órdenes del Cholo se desbloqueó tras una reunión de sus abogados con Bartomeu

Luis Suárez no irá a la Juventus... Y al Atlético parecía también complicado que lo hiciera durante gran parte de la tarde del martes, aunque una reunión entre los abogados del futbolista y el presidente Josep Maria Bartomeu desatascó la situación. El Barcelona había dado marcha atrás y consideraba que dejar salir gratis al delantero para ponerse a las órdenes del Cholo era reforzar a un rival directo, cuando el equipo rojiblanco en principio no estaba entre los vetados para darle la carta de libertad. El cambio de idea del conjunto azulgrana enfadó al jugador, cuyo fichaje parecía bloqueado, y el Atlético no se quería mover de su postura de no pagar traspaso. Finalmente no lo hará, aunque sí podría costarle algunos millones (pocos, unos dos o tres, según “As”) por objetivos, después del acuerdo al que llegaron tras la reunión. Simeone verá así cumplido el deseo de tener a Suárez, un “9” que casa con su personalidad, tras la salida de Morata para regresar a la Juventus.

Mientras se arreglaba su futuro, Luis Suárez seguía entrenando con el Barcelona. Lo hizo por la mañana, pese a tener claro que no cuenta para Koeman. Por si las palabras del técnico en el cara a cara que tuvieron no fueron suficientes, le dejó fuera en la convocatoria de los partidos amistosos de pretemporada. Su marcha del Barça ha tardado, pero se va a producir. Las horas del uruguayo al lado de Leo Messi en el Camp Nou están contadas. Se rompe así una pareja de algo más que compañeros. Han estado seis campañas juntos en las que rápidamente se entendieron tanto dentro como fuera del césped, pese los últimos traspiés en la Champions. Luis Suárez se ha convertido en el tercer máximo goleador de la historia del Barça (198 dianas), por detrás del propio Messi (634) y de César (230). Era inseparable del argentino, con el que solía ir a los entrenamientos compartiendo coche, con el que entraba charlando al verde de la Ciudad Deportiva o en los partidos. Incluso durante la negociación de Leo para marcharse del Barça, algo que finalmente no pudo hacer, pasó el tiempo jugando al pádel y compartiendo asado con quien ya no será su acompañante en el Barça. La forma en la que dijeron al “9” que no contaban con él, con una conversación de un minuto, también enfadó a Messi.