Las intimidades sexuales de un ex del Barcelona

Su pareja ha desvelado, entre otras cosas, cómo actúa en la cama

Dani Alves y Joana Sanz, de blanco, en su boda.

Pocos futbolistas tan extravagantes como Dani Alves, en el campo, fuera del campo y en la intimidad. Ahora, a sus 37 años juega en el Sao Paulo de Brasil, aunque no cierra la puerta a poder volver a Europa y seguir recorriendo la banda derecha como hizo en el Sevilla y después en el Barcelona. Ahí se convirtió en el mejor cómplice de Messi y nunca dejó de llamar la atención.

A su pareja, la modelo Joana Sanz, con la que se casó hace tres años, eso fue lo que le atrajo. O eso ha dicho ha Instagram: “Me llamó mucho la atención su alegría, lo feliz que es, lo que transmite, la buena energía que comparte con la gente...", ha compartido en Instagram, en una charla con sus seguidores

Una de las preguntas fue muy concreta, sin matices “¿Cómo es Dani Alves en la cama comparado con el campo de fútbol?”

Y ella decidió no dejarla pasar: “Él es un campeón”. Quizá por eso también reconoció que pasar la cuarentena de la pandemia con él lo hizo todo más fácil. "Lo mejor sin duda ha sido poder pasar tiempo aquí con Dani”.

La modelo también contestó a preguntas sobre ella: “Todos mis tatuajes tinen un significado de amor o desamor. El tatuaje de la llave fue a raíz de una separación y significa que yo tengo la llave de mi corazón”, dice desvelando parte de sus intimidades ante sus más de 700.000 seguidores en Instagram. Son muchos los famosos que deciden comunicarse con sus fans a través de la red social. Lo hacen sin intermediarios y a veces contestan cosas que por otro cauce no lo harían.

Sanz contestó una pregunta que preocupa mucho a las mujeres, pero que se habla poco. La regla y si le impide trabajar: “Nunca he llegado a perder la regla por el deporte o el trabajo. Creo que nunca he llevado las cosas al extremo”.