Becky Hammon o a sus órdenes entrenadora

La ayudante de los San Antonio Spurs ha sido la primera mujer que ejerce como técnico jefe en un equipo de la NBA

Becky Hammon, durante un tiempo muerto con los Spurs de San Antonio
Becky Hammon, durante un tiempo muerto con los Spurs de San AntonioEric GayAP

Becky Hammon (11-3-1997, Rapid City -Dakota del Sur-) es una pionera. La entrenadora ayudante de los Spurs se convirtió ante los Lakers en la primera mujer que dirige un partido de un equipo de la NBA. También fue la primera en convertirse en entrenadora ayudante hace siete años con la franquicia de San Antonio. “Es un momento importante. Formo parte de la organización desde 2007 -antes fue jugadora- y he invertido mucho tiempo en mí, en formarme y en mejorar. Todo el mundo ha colaborado y los muchachos han respondido muy bien. Ha sido como siempre porque están acostumbrados a escuchar mi voz durante los entrenamientos”, declaró después de la derrota ante el equipo de LeBron James.

Hammon es una histórica del baloncesto estadounidense. Base blanca de 1,68 militó durante quince temporadas en la WNBA y las compaginó con su presencia en varias ligas europeas, entre ellas la española. Aquí jugó en el Rivas Ecópolis y en el Ros Casares y tuvo tiempo para ganar una Liga y una Copa. Su nacionalización rusa en 2008 para poder disputar los Juegos de Pekín le sirvió para ganar un bronce olímpico y ganarse algunas críticas en su país. Pero las puertas de la Liga no se le cerraron. Esta temporada es una de las diez entrenadoras ayudantes de la NBA y ya antes estuvo muy cerca de convertirse en técnico jefe. Al menos tres franquicias históricas -Indiana Pacers, New York Knicks y Milwaukee Bucks- llegaron a entrevistarle para que fuera responsable de sus equipos.

El apoyo de todos los estamentos de la Liga a su labor es unánime. “Llevo 17 años en la NBA, he ganado anillos, he jugado con los mejores jugadores de esta generación y he jugado a las órdenes de dos de las mentes más brillantes de este deporte, Phil Jackson y Gregg Popovich, y os digo que Becky Hammon puede entrenar ya en la NBA”, asegura Pau Gasol, que coincidió con ella en su etapa en los Spurs. Sus jugadores estaban encantados. “Ni me di cuenta de lo que estaba pasando. Era Becky haciendo de Becky. Es una gran entrenadora... una estratega. No pensamos en el género cuando pensamos de ella”, dijo Rudy Gay, uno de los veteranos del equipo. “Ella es uno de nosotros. Cuando habla, somos todo oídos porque comunica y transmite su conocimiento sobre el juego”, puntualizó Dejounte Murray. Y si la aprobación la da LeBron James... “Se ha esforzado y cuando uno se esfuerza, se le recompensa con oportunidades. Es algo hermoso, oírla gritar dando instrucciones”, relata la estrella de los Lakers.

El apoyo de sus colegas de profesión ha sido total. “Es un hito para la Liga, para Becky y para todas las mujeres. Nadie podía imaginarse esto hace cinco años”, afirmo Steve Kerr, técnico de los Warriors. “He hablado mucho con ella en conferencias de entrenadores y en otras situaciones, y realmente sabe lo que hace. Está preparada, es inteligente y los muchachos le tienen un gran respeto. Algún día será entrenadora jefe en esta Liga”, vaticina Frank Vogel, entrenador de los Lakers. “La NBA es ciega al género, ciega al color. Estoy orgulloso de formar parte de ella. Si conoces el juego, conoces el juego”, afirmó Michael Malone, el entrenador de los Nuggets.

El salto de Becky Hammon es un reflejo más del papel que ya juega la mujer en el deporte estadounidense. La jefa de la WNBA es una Comisionada, Cathy Engelbert, la directora del sindicato de jugadores de la NBA es otra, Michelle Roberts, y el mejor resumen de lo que representa Becky Hammon lo hice el técnico jefe de los Spurs, Gregg Popovich: “No contratamos a Becky para hacer historia. Ella se lo ganó. Ella está cualificada. Es maravillosa en lo que hace y resulta que es una mujer, lo que básicamente debería ser irrelevante, pero no lo es en nuestro mundo, como hemos visto, debido a que ha sido muy difícil para las mujeres obtener ciertos puestos».