Lara Gut gana el Super-G de Crans Montana

Copa del Mundo de Esquí Alpino. Crans Montana.

La suiza Lara Gut-Behrami en acción durante la carrera de Súper G femenino en la Copa del Mundo de Esquí Alpino de la FIS en Crans-Montana, Suiza, el 24 de enero de 2021. EFE/EPA/JEAN-CHRISTOPHE BOTT
La suiza Lara Gut-Behrami en acción durante la carrera de Súper G femenino en la Copa del Mundo de Esquí Alpino de la FIS en Crans-Montana, Suiza, el 24 de enero de 2021. EFE/EPA/JEAN-CHRISTOPHE BOTTJEAN-CHRISTOPHE BOTTEFE

Lara Gut-Behrami realizó una línea impecable en la mitad inferior del recorrido para conseguir la victoria por casi un segundo.

Se trata de su segunda victoria consecutiva en la Copa del Mundo de Super-G, después de haber ganado la carrera anterior en San Antón. También es su segundo podio este fin de semana tras su segundo puesto en el segundo descenso de ayer.

La corredora de 29 años consiguió la 28ª victoria de su carrera en la Copa del Mundo de Esquí Alpino y la 14ª en Super-G.

Crans Montana es claramente un lugar que se adapta a Gut-Behrami, ya que hoy ha sido su tercera victoria y su cuarto podio en las dos últimas temporadas en la estación de esquí suiza.

Lara Gut ha ganado ya tres pruebas de la Copa del Mundo de Super-G en Suiza: en St. Moritz en 2008 (primera victoria de su carrera en la Copa del Mundo), en Lenzerheide en 2014 y en Crans Montana en 2021.

Tras la victoria de hoy, Lara Gut lidera la clasificación de la disciplina con 245 puntos, superando a su compañera de equipo Corinne Suter.

“En el Super-G cuando me siento muy bien se hace todo más fácil, (...) Hoy estoy rígida pero no he tenido dolor. Tengo suerte de haber recuperado mi cuerpo y vuelvo a tener confianza en mi forma de esquiar”, dijo Gut.

La austriaca Tamara Tippler continuó impresionando esta temporada, consiguiendo su segundo puesto, a 0,93 segundos de Gut.

Ese fue el mayor margen de victoria en un Super-G femenino desde la victoria de Lindsey Vonn en Lake Louise en 2015 (1,32 segundos).

La italiana Frederica Brignone completó el podio, consiguiendo también su segunda victoria en el Super-G de la temporada.